Un abrazo fraterno en torno al Rioja

Los cuatro cofrades de mérito ecuatorianos y el presidente de la DOCa Rioja, con sus diplomas, acompañados por Javier Gracia. :: j. herreros/
Los cuatro cofrades de mérito ecuatorianos y el presidente de la DOCa Rioja, con sus diplomas, acompañados por Javier Gracia. :: j. herreros

La Cofradía del Vino riojana nombra cofrades de mérito a cuatro miembros de un ente 'hermano' de EcuadorLos distinguidos darán a conocer los vinos de la DOCa en su país, donde el interés por la vinicultura va en aumento

PILAR HIDALGO

logroño. Aunque les separa un océano, los de aquí llevan cubrecabezas y los de allí se enfundan sombreros de palma; a todos los une la pasión y la devoción por el Rioja.

La Cofradía del Vino de Rioja nombró ayer cofrades de mérito a cuatro miembros de la Cofradía del Vino de Ecuador, una entidad con la que se hermanaron en el 2010 y que estos días se encuentra visitando distintas zonas vinícolas de España. El gran maestre de la institución riojana, Javier Gracia, presidió este acto en el que agradeció a los distinguidos por «dejar constancia de su preferencia por el Rioja desde sus diferentes estamentos profesionales» y por contribuir a dar a conocer el vino en el país andino.

Allí, al contrario de lo que ocurre en España, el consumo de vino está en auge, sobre todo entre la clase media. Y eso, pese a que este rincón de Sudamérica carece de tradición vitícola, con sólo dos bodegas.

«Tiene mucho mérito vuestro trabajo, ya que Ecuador no tiene la producción de vino de aquí», resaltó Gracia. Por esto, y tras el acto del cepazo, Patricia Donoso (directora de Ecuador Cultura Gourmet), Pablo Conselmo (presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Catadores Profesionales), Álvaro Samper (propietario de restaurantes y haciendas de experiencias gastronómicas en Ecuador) y María Augusta Novillo (gerente de Crédito del Banco Pichincha) recibieron el medallón, la insignia y el diploma que los acredita como nuevos cofrades de mérito de la Cofradía del Vino de Rioja.

En representación de todos, Donoso significó el «momento espectacular» en que se halla su país tras la firma de un acuerdo comercial con la UE, que facilitará la entrada de los productos comunitarios (entre ellos, el vino). Ahora tan sólo el 10% de los vinos que llegan a Ecuador no es de Chile y Argentina. Así, brindaron por degustar más Riojas y, por supuesto, los ecuatorianos distinguidos cambiaron su sombrero por un riojano cubrecabezas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos