Álvaro Palacios insiste en el «acierto» de la indicación de zona 'Rioja Oriental'

Álvaro Palacios en su bodega, en una imagen de archivo.
/J.RODRÍGUEZ
Álvaro Palacios en su bodega, en una imagen de archivo. / J.RODRÍGUEZ

El bodeguero de Alfaro considera un error replantearse volver a Rioja Baja y pide al Consejo que mantenga la decisión

A. GIL LOGROÑO.

En contra de la opinión de importantes prescriptores y de varias bodegas de la comarca que han mostrado su desacuerdo con la sustitución de la denominación de zona 'Rioja Baja' por 'Rioja Oriental', el bodeguero de Alfaro, Álvaro Palacios, insiste en el acierto del cambio de nombre y reclama al Consejo Regulador que mantenga la decisión: «Para mí el 'drama' es llamarse 'Rioja Baja' y su propia traducción, 'Low Rioja', no 'Rioja Oriental'».

En este sentido, Palacios, uno de los bodegueros más prestigiosos de Rioja y de España, desaconseja dar marcha atrás: «Sería una señal de debilidad, de falta de personalidad, y yo lo que pediría es que nos dejasen trabajar con la nueva indicación». «Desde enero -continúa- he hecho 18 presentaciones por todo el mundo con vinos de La Rioja Oriental; ya no hablo de Rioja Baja y creo que en unos años recogeremos los frutos, pero hace falta tiempo». Tal y como ha venido publicando Diario LA RIOJA, varias bodegas de la comarca (caso de Nestares Eguizábal, Ortega Ezquerro, D. Mateos, Vinos en Voz Baja... por citar algunas), además de Viñedos Ruiz Jiménez y Bodegas y Viñedos Ilurce -los dos únicos elaboradores que embotellaban sus vinos como Rioja Baja y que ahora dejaran de hacerlo por la 'imposición' de Rioja Oriental- se han manifestado en contra del cambio de nombre.

Pese a todo, Álvaro Palacios insiste en la apuesta por Rioja Oriental, si bien admite que no entra en sus planes a corto plazo identificar sus vinos de Rioja como zona: «Hay que ir poco a poco informando de las cosas, nos falta todavía identidad y antes tenemos que trabajar en las realidades municipales, en los vinos de pueblo». «Hay que explicar la zona cata a cata y seguro que en cinco años tendremos vinos de zona de Rioja Oriental, que por cierto nada tiene que ver con los 'chinos'».

LA FRASE Álvaro Palacios Bodeguero de Alfaro «Ya no hablo de Rioja Baja, sino de Rioja Oriental y creo que en unos años recogeremos los frutos»

El cambio, una realidad

La nueva indicación fue una demanda de la Federación de Cooperativas de La Rioja (Fecoar) y de Asaja por un supuesto interés mayoritario de las bodegas de la zona, ante la aprobación de los nuevos vinos de viñedos singulares y de municipio, y el Consejo Regulador así lo notificó a Bruselas para el cambio del pliego de condiciones, que ya está en tramitación. Sin embargo, las críticas por el cambio de nombre han sido repetidas de prescriptores como Luis Gutiérrez (el hombre 'Parker' para los vinos españoles), por el importador español más importante de EEUU, Jorge Ordóñez -que rechazó una partida etiquetada como Rioja Oriental-, y recientemente por Helio San Miguel, crítico de vinos y director de las catas del Instituto Cervantes en Nueva York, que advertía de las connotaciones peyorativas del término 'oriental' en EEUU.

Así las cosas, hoy se reúne en el Consejo Regulador la comisión de zona y municipios para, entre otros temas, tratar esta cuestión. De hecho, el cambio de nombre se justificó que se haría, en función de las posibilidades legales de registro pero también de consultas a agencias especializadas sobre la conveniencia de la nueva denominación, que, hasta ahora, no han trascendido.

 

Fotos

Vídeos