Una apuesta por la investigación

Coordinador y estudiantes que han participado en las jornadas de Redvitis celebradas en el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino. :: M.h./
Coordinador y estudiantes que han participado en las jornadas de Redvitis celebradas en el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino. :: M.h.

La Escuela de Verano de Redvitis ha reunido a 35 jóvenes en el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino

SANDRA FERNÁNDEZ/M.I.M. LOGROÑO.

Una de las señas de identidad y el elemento más simbólico e importante de La Rioja es el vino. Motivo de ello es el fomento de actividades relacionadas con la vid y el proceso de elaboración del Rioja.

De la mano de Redvitis, la Red de Excelencia en Investigación en Viticultura, surgió un proyecto para acercar nuevas técnicas de investigación y análisis en la materia del vino a jóvenes expertos. La iniciativa fue coordinada por Gonzaga Santesteban, agrónomo y vitólogo, que impartió alguna de las charlas, en las que se ha pretendido «transmitir experiencias de los investigadores sobre qué aspectos medir, cómo diseñar buenos ensayos o las pruebas de experimentación que se desarrollan en las bodegas».

La «excusa» de esta Red ha sido la inquietud de los investigadores y vitólogos acerca de la mejora de las medidas y muestreos para lograr un buen tratamiento de los datos para que no existan factores externos que afecten en el proceso. La iniciativa ha sido llevada a cabo por el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino, que ha acogido la Escuela de Verano en sus instalaciones y viñedos situados junto al parque natural de La Grajera, donde se desarrollaron las jornadas los días 10, 11 y 12 de julio.

Gonzaga Santesteban Coordinador de Redvitis (agrónomo y vitólogo) «El objetivo es transmitir las experiencias de los investigadores para obtener un buen resultado»LAS FRASESSandra Rico Máster en Agrobiología «Es muy práctico, confluyen todas las vertientes de conocimiento en la investigación» Beatriz Gutiérrez Técnica en investigación agraria «Vale la pena promover una iniciativa tan variada y completa como ésta» Roc Gramona Enólogo «La idea es aprovechar todo lo aprendido aquí y aplicarlo en nuestros trabajos» Teresa Martínez Responsable de viticultura «Es una suerte contar con expertos tan buenos en investigación vitícola»

Treinta y cinco candidatos seleccionados por su formación en Viticultura, Enología, Agronomía y Biología gozaron de una oportunidad de aprender fundamentos teóricos de la viticultura y su aplicación en el campo. «Las clases tienen una vocación teórica-práctica, por lo cual se alternan sesiones de teoría rigurosa con la aplicación de conocimientos en los viñedos, lo cual es muy positivo», comentaba Sandra Rico, una de los participantes.

Diseño de ensayos y pruebas vitícolas, ensayos de campo, mediciones o muestreos en función de objetivos son algunas de las técnicas que los alumnos han aplicado para conseguir un adecuado seguimiento del viñedo, determinar el crecimiento vegetativo, la superficie foliar o el estado hídrico de la planta. «Nos han explicado las técnicas que debemos desarrollar para conseguir un buen resultado y es muy práctico, ya que la mayoría somos personas dedicadas a la investigación y a la enología, y a todos nos interesa que toquen todas las vertientes y así unir todos los conocimientos», comentaba Beatriz Gutiérrez, asistente y técnica en investigación agraria. Como ella, todos han comprendido los fundamentos de las medidas fisiológicas en los viñedos.

Las actividades fueron impartidas por profesionales de la investigación en las áreas de agronomía y viticultura. Entre ellos, Pilar Baeza, Ignacio Martín Rueda, María Paz Diego, Felicidad de Herralde y el propio coordinador, Santesteban.

Esta primera edición ha tenido un gran éxito. De hecho, se presentaron candidatos de La Rioja, Navarra, País Vasco e incluso Cataluña y Andalucía. Sin embargo, no todos pudieron vivir la experiencia. Ni siquiera aumentando las plazas a 35, ya que en un principio eran 30 las ofertadas. Según Santesteban, «ha sido un acierto lanzarnos a una especie de vacío con esta propuesta, ya que ha tenido mucha acogida y los asistentes han aprovechado las jornadas con gran intensidad».

Después de los tres días tan intensos, tocará reflexionar y ver cómo se puede mejorar, pues lo más probable es que al año siguiente se vuelva a repetir, ya sea en La Rioja o en otras zonas de España.

Fotos

Vídeos