Las bodegas podrán elaborar vino de pueblo y singular desde esta vendimia

Juan Carlos Sancha se dirige a los participantes en la jornada informativa.::
Juan Carlos Sancha se dirige a los participantes en la jornada informativa.:: / Miguel Herreros

Bodegas Familiares reúne a cincuenta bodegueros en una jornada para informar de las nuevas categorías de vinos

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Desde ya, aunque cada botella saldrá al mercado en su momento. Pese a que todavía está pendiente de inclusión de las nuevas normativas aprobadas por el Consejo Regulador para elaborar vinos de zona, municipio y de viñedo singular, las bodegas que lo deseen pueden solicitarlo al Consejo Regulador a partir de esta misma vendimia. Así lo avanzó ayer Juan Carlos Sancha, vocal y vicepresidente de la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja (BFR-Provir), que organizó una jornada informativa sobre las nuevas figuras de calidad en la que participaron alrededor de medio centenar de pequeñas y medianas empresas: «Rioja ha tomado este verano en el Consejo Regulador decisiones históricas, que suponen que por primera vez en casi cien años de historia como denominación se va a empezar a distinguir los vinos por sus orígenes concretos, por los viñedos, en lugar de por su tiempo de estancia en madera, un factor que había pasado a convertirse en las últimas décadas de actor secundario a protagonista en la película 'Rioja'», explicó Sancha. «Es un asunto importante -continúa- y, pese a la difícil fecha, decidimos organizar una jornada informativa que, a la vista del resultado, demuestra que la diferenciación de vinos que lleva más de una década defendiendo Bodegas Familiares despierta mucho interés».

Sancha destacó la «capacidad de reinventarse de Rioja» con decisiones como la diferenciación, que equiparó por su trascendencia a la obtención de la Calificada en 1991 o la ampliación varietal del 2007, y reclamó al Consejo «partidas importantes de promoción para dar a conocer estos nuevos vinos».

EL TRÍO DE ASES

uViñedos singulares
El viñedo deberá tener al menos 35 años de edad y el rendimiento máximo admitido será de 5.000 kilos por hectárea para uvas tintas y de 6.922 para blancas (77% sobre el rendimiento normal del 100%) y del 65% en transformación en bodega (70% habitual). Se exige propiedad de los viñedos o contratos de arrendamiento estable durante al menos diez años.
Vinos de municipio
Al menos el 85% de las uvas deben proceder de la localidad a que se haga referencia o de municipios limítrofes. No hay limitación de rendimientos (las mismas que el conjunto de la DOCa). Se exige que la bodega esté ubicada en el municipio, en contra de lo que sucede con el vino de Viñedo Singular.
uVinos de zona
Las subzonas, que ahora pasan a ser zonas, están activas desde 1999 y hay 126 bodegas que usan esa indicación. Al menos el 85% de las uvas deberán proceder de la comarca a que se haga referencia (Rioja Alta, Rioja Oriental -antes Baja- y Rioja Alavesa) y el resto de municipios limítrofes. Tampoco se establecen limitaciones de rendimientos y se exige que la bodega esté ubicada en la zona.

Novedad

La principal novedad de la jornada fue la comunicación de que aquellos operadores que deseen elaborar vino de zona (Rioja Alta, Alavesa u Oriental) deberán comunicarlo y cumplir con la trazabilidad exigida desde esta misma vendimia si lo desean y lo mismo sucede con aquellos que opten por elaborar vino de pueblo o municipio.

Para el Viñedo Singular, se exige al menos una trazabilidad (garantía de la que la uva procede del viñedo de referencia) durante tres campañas, pero se pude solicitar el seguimiento de la finca o parcela también desde la vendimia del 2017.

Fotos

Vídeos