Castillo de Mendoza, Ortega Ezquerro, Heras Cordón y Viña Eguíluz se suman a Bodegas Familiares

BFR-Provir, con dos vocales, se convirtió por primera vez en su historia en la segunda organización bodeguera en importancia

LA RIOJA

Bodegas Castillo de Mendoza (San Vicente de la Sonsierra), Heras Cordón (Fuenmayor), Bodegas Ortega Ezquerro (Tudelilla) y Viña Eguíluz (Ábalos) se han incorporado como nuevos asociados a Bodegas Familiares de Rioja (BFR-Provir), informa la agrupación en una nota de prensa: «La asamblea celebrada la semana pasada aprobó por unanimidad la integración de estas cuatro bodegas en la agrupación bodeguera más antigua de Rioja y que, en el último proceso de renovación del Consejo Regulador, mayor número de representados acreditó».

BFR-Provir, con dos vocales, se convirtió por primera vez en su historia en la segunda organización bodeguera en importancia. En este sentido, 146 bodegas confiaron en Bodegas Familiares de Rioja -frente a las 121 de Abra, las 59 de Grupo Rioja, las 10 de ABCTR y las 5 de Araex- para ceder su representación ante el Consejo Regulador.

Bodegas Castillo de Mendoza, Heras Cordón, Ortega Ezquerro y Viña Eguíluz comparten con el resto de asociados de Bodegas Familiares de Rioja «sus principios básicos fundacionales, como son el interés único o principal de sus negocios en Rioja, la posesión de viñedo en propiedad, su carácter familiar y una limitada dimensión que encaja dentro de la tipología de pequeña y mediana bodega», añade la asociación.

Bodegas Familiares de Rioja seguirá trabajando en esta nueva etapa en el Consejo Regulador en impulsar la mejora de la calidad de los vinos de Rioja. En este sentido, BFR-Provir impulsó ya a principios de los años 2000 el desarrollo de figuras de calidad, como fueron los vinos de pago calificado, que, si bien en su momento no contaron con el respaldo de otras organizaciones bodegueras, son el germen de lo que hoy en día son los vinos de 'Viñedos Singulares' que recientemente ha aprobado el Consejo Regulador.

Fotos

Vídeos