Una cata tecnológica a ciegas para clausurar la jornada

Una cata tecnológica a ciegas para clausurar la jornada

Como viene siendo habitual desde su nacimiento, Imaginext mezclará este año los mensajes de fondo de gran importancia para la adaptación del sector vinícola al nuevo escenario tecnológico con una parte más práctica. Que dispone de un perfil divertido, casi lúdico. En la edición 2018, la organización ha programado una cata, que apoyándose en los avances que plantean las tecnologías, extremará las habilidades de los asistentes: será una cata tecnológica, en efecto, pero a ciegas.

Los participantes (que pueden apuntarse a la jornada mediante su inscripción en la web previo pago de 50 euros, teniendo en cuenta que son plazas reducidas) se someterán al escrutinio de los organizadores: desde JIG se ha programado una prueba consistente en catar vinos de tres franjas de precios (hasta 10 euros, hasta 20 y hasta 30), que deberán identificar fiándose de su buen juicio. Con ese propósito, se pondrá a disposición de quienes se inscriban una web desde donde tutelar la cata, que servirá como clausura de una densa jornada de intercambio de conocimientos. El colofón será el almuerzo de trabajo que se servirá a continuación, sin necesidad de salir de las instalaciones de La Fombera.

 

Fotos

Vídeos