Bodegas Zugober y sus vinos Belezos, en el Club de Catas

Manuel Gómez apela a la identidad de los viñedos de Lapuebla y el entorno como la clave para diferenciar un proyecto familiar en el Rioja actual

Alberto Gil
ALBERTO GIL

«Es el origen el que define los vinos de calidad». Manuel Gómez Bernardo, segunda generación de Bodegas Zugober/Belezos, tiene claro que el alma de un vino está en las raíces, de los viñedos por supuesto pero también de quienes los cultivan. El bodeguero presentó el martes en el club de catas de lomejordelvinoderioja.com una muestra del saber hacer de una familia a la que los viñedos de Lapuebla de Labarca unió a finales de los 80.

Los vinos

Belezos 50/50 2016
5 euros
Belezos Blanco Fermentado en Barrica 2013
9 euros
Belezos Reserva 2011
16 euros
Belezos Finca Zarzamochuelo 2012
16 euros
Belezos Sierra Carbón 2012
36 euros

Eduardo Gómez, bodeguero y viticultor de Sevilla, y Maribel Bernardo, de familia originaria de Lapuebla, coincidieron estudiando Enología en Madrid y decidieron apostar por los pocos pero singulares viñedos para construir Bodegas Zugober. Fueron pioneros en la indicación de la subzona alavesa a la vez que han ido sumando viñedos para un proyecto de unas 220.000 botellas y que ha incorporado ya a la segunda generación:«Nosotros estamos bien en Rioja –explicó Manuel Gómez–, hay cosas que cambiar y se están dando pasos; hemos podido diferenciar nuestros vinos y vamos a seguir trabajando en esa línea».

El joven bodeguero comenzó con un proyecto personal hasta el punto de que la imagen del mismo son él, sus amigos y personas más cercanas, con un vino joven que mezcla al 50% uvas fermentadas enteras y despalilladas: «Belezos 50/50 es un tempranillo con el que buscamos un punto ‘divertido’, fresco, afrutado y floral con el que estamos teniendo mucho éxito entre los jóvenes, que era nuestro principal objetivo». En la copa muestra ese tono azulado de las tradicionales vinos de la comarca, la frescura e intensidad aromática de los maceración carbónica, aunque ‘tamizada’ por la elaboración despalillada: zumo de uvas para beber a ‘tragos’.

De 'abajo' a 'arriba'

De los viñedos más cercanos al Ebro, la cata fue subiendo en altura (literal y enológicamente) con las siguientes elaboraciones. Belezos Blanco Fermentado en Barrica 2013 es un blanco de viura de concepto ‘gastronómico’ más que de barra: fino y agradable, aunque quizá con un poco menos de la untuosidad esperada que quizá sea fácil obtener con un mayor removido con sus lías.

Dentro de la gama tradicional, Manuel Gómez presentó también el Belezos Reserva 2011, un vino con intensidad frutal pero también con la madera presente como elaboración típica y clásica de Riojas:«Los reservas, al menos en nuestro caso, se han dejado de vender en España, seguramente porque en Rioja no hemos respetado esta categoría como se merece, pero siguen apreciándose en mercados internacionales».

<los vinos de finca

Manuel Gómez presentó además las últimas magnum de Belezos Finca Zarzamochuelo 2012, la primera añada agotada de un tempranillo con un pequeño aporte de graciano (10%) de un viñedo que sube hasta los 512 metros entre Lapuebla y Laguardia de apenas 7.000 botellas:«Es un privilegio poder contar con estas viñas para elaborar y en el 2012 nos lanzamos a vinificar las uvas para una elaboración de finca». Es un vino con carácter, complejidad, intensidad media y muy agradable de beber.

Como cierre, Manuel Gómez ofreció otro vino de finca de Zugober: Belezos Sierra Carbón, una poderoso tempranillo de cepas viejas (más de 50 años) de un paraje en la zona alta de Lapuebla donde antaño se quemaba el carbón, con la virtud de integrar el alto grado alcohólico con la estructura y la crianza en bocoyes de 600 litros. Un vinazo, cuidado y mimado, que refleja además el compromiso de esta familia con la viticultura ecológica, con buena parte el viñedo ya certificado y otra parte en trámites o cuando menos sostenible.

Fotos

Vídeos