Ceniceros anima a la pequeña bodega a lanzarse a la aventura de la exportación

Ceniceros, con otras autoridades y un grupo de bodegueros en el stand de La Rioja en Prowein. /Alberto Gil
Ceniceros, con otras autoridades y un grupo de bodegueros en el stand de La Rioja en Prowein. / Alberto Gil

El presidente riojano visita a las bodegas riojanas en Düsseldorf en la jornada inaugural de la feria Prowein

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, animó ayer a la pequeña y mediana bodega a «lanzarse a la aventura de la exportación». Ceniceros, acompañado del consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, compartió con las bodegas riojanas desplazadas a Düsseldorf la jornada inaugural de Prowein, la feria alemana que se ha convertido en los últimos años en la gran cita vitivinícola del mundo: «Tenemos grandes bodegas, grandes nombres con reconocimiento mundial, pero también pequeños proyectos que conviven a la perfección con vinos de gran calidad, como podemos ver en esta feria, por lo que animo a todos estos pequeños bodegueros a aprovechar las plataformas como la de esta feria de Prowein para dar a conocer sus productos».

Prowein, con la participación de más de 110 bodegas riojanas (sin contar las alavesas y navarras adscritas a la denominación de origen común), reúne a importadores y compradores de todo el mundo que, desde ayer y hasta el miércoles, visitan a bodegas de todo el planeta (unas 50.000 referencias de vinos diferentes).

Sector estratégico

Se trata de una gran feria de negocios por la que la Consejería de Agricultura lleva varios años apostando con la contratación de un expositor colectivo con el fin de dar cabida al mayor número de bodegas posibles: «El vino es fundamental para la economía riojana con una cifra de exportación, en el caso de nuestra comunidad autónoma, de 324 millones de euros, pero además lleva el propio nombre de la Comunidad Autónoma, por lo que es un sector absolutamente estratégico para nosotros», afirmó ayer el presidente riojano.

Ceniceros destacó asimismo la capacidad de innovación y actualización continúa de las bodegas riojanas: «Lo cierto es que el número de marcas, de referencias, es impresionante e incluso lo que veo son muchas bodegas, algunas que ya conocía, pero que han lanzado en los últimos tiempos nuevas etiquetas y vinos, lo que nos da una idea de la capacidad de innovación y adaptación continúa de este sector». «Prowein -añadió- es una feria absolutamente profesional y creo que Rioja, aunque ya es una gran marca, tiene todavía un importante recorrido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos