El colectivo andino distingue al presidente de la DOCa

P. H. LOGROÑO.

De la buena sintonía entre la Cofradía del Vino de Rioja y la Cofradía del Vino de Ecuador hablan ochos años de hermandad y varios eventos compartidos. Ayer sumó otra página escrita a esta historia en común.

Al nombramiento de cuatro ecuatorianos como cofrades de mérito de la entidad riojana, el colectivo andino correspondió invistiendo al presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, Fernando Salamero, como cofrade de honor.

Salamero, agradecido, valoró este reconocimiento «tanto por lo que supone para mí, como para esta Denominación». Asimismo, se felicitó por encontrar en estos 'hermanos' ecuatorianos a «unos embajadores de los vinos de Rioja» al otro lado del Atlántico.

Precisamente, por la velada sobrevolaron las favorables condiciones que ofrece Ecuador, a partir de la firma del acuerdo comercial con la UE, para las exportaciones comunitarias y la demanda creciente de vino que existe en esta nación. Actualmente, Ecuador importa el 90% de los vinos que consume.

Por tan positivas perspectivas, los reunidos en la sede de la Cofradía del Vino de Rioja en la logroñesa calle del Horno terminaron brindando «por el placer, por la vida, por el amor y por la alegría; ¡que vivan las cofradías!», siguiendo la costumbre del grupo ecuatoriano.

 

Fotos

Vídeos