El Consejo mantendrá Rioja Oriental como única indicación oficial para la histórica Rioja Baja

Imagen de la comisión de zona, presidida por Ramón Muro, de las cooperativas alavesas. :: Fernando díaz/
Imagen de la comisión de zona, presidida por Ramón Muro, de las cooperativas alavesas. :: Fernando díaz

Bodegas Familiares se queda sola con una propuesta para dar más tiempo y permitir también la nominación tradicional

ALBERTO GILLogroño

No hay marcha atrás. Las asociaciones del Consejo Regulador, salvo Bodegas Familiares de Rioja, se ratificaron en el acuerdo adoptado el pasado verano y continuar adelante con la obligatoriedad de indicar 'Rioja Oriental' para aquellas bodegas que decidan utilizar la zona en la etiqueta. Así las cosas, las zonas (antes subzonas) de Rioja ya son oficialmente a todos los efectos 'Rioja Alta', 'Rioja Alavesa' y 'Rioja Oriental'.

La comisión específica creada tras la aprobación el pasado verano de la nueva categoría de Viñedo Singular e indicaciones geográficas de pueblo y zona, se reunió ayer por la tarde a petición de las Bodegas Familiares tras constatar que sus asociados, y otras bodegas de la comarca, estaban planteando reparos al cambio de nombre y de que también algunos críticos y prescriptores advertían especialmente de la connotación peyorativa 'oriental' en EEUU: «El cambio de nombre fue una decisión de amplio consenso, con apoyo de todo el sector comercial y sólo la abstención de tres organizaciones del sector productor, así que no parece oportuno dar marcha atrás», explica Íñigo Torres, gerente del Grupo Rioja. «Si hay algo evidente -continúa-, es que únicamente ha habido dos bodegas que han utilizado 'Rioja Baja' en todos estos años, apenas el 1% del vino embotellado en la comarca, de las 140 que lo hacen en el conjunto de la denominación».

Las últimas etiquetas
Los dos únicos operadores de zona de 'Rioja Baja', Viñedos Ruiz Jiménez e Ilurce, renuncian a utilizar la zona tras advertirles el Consejo Regulador de que deberán cambiar la indicación tradicional por 'Rioja Oriental' en sus etiquetas.
Luis Gutiérrez
«Creo que Rioja Oriental tiene posiblemente más connotaciones peyorativas en ciertos círculos de EEUU... Y es confuso, ya que lo oriental se asocia con lo asiático», advirtió Luis Gutiérrez, el catador de Robert Parker para España.
Gourmets. Más duro fue Helio San Miguel en un artículo que la revista Gourmets llevó a su portada
«Con el paso de los años el término 'oriental' ha tomado un cariz marcadamente peyorativo hasta convertirse hoy en ofensivo en Estados Unidos». «Rioja Oriental es recibido con una mezcla de carcajadas, confusión y estupefacción... Algunos hasta hacen chistes...»

Torres apunta que «al parecer hay ya tres nuevas bodegas interesadas en 'Rioja Oriental' y nosotros, como Grupo Rioja, pensamos que no tiene sentido estar a merced de la opinión que determinados críticos puedan tener, sino que, si se hace una apuesta, hay que creer en ella».

Debate

Eduardo Hernáiz, presidente de las Bodegas Familiares de Rioja, lamenta sin embargo que no se abra un debate ante una decisión tan trascendente e histórica como ésta: «Puedo entonar el 'mea culpa' porque es cierto que el verano pasado votamos a favor del cambio de nombre, pero también lo es que el asunto no iba en solitario sino con la aprobación de los vinos de municipio, por los que siempre hemos apostado, al tiempo y con la presión política para firmar la 'paz' con las bodegas alavesas sobre la mesa». «En estos meses -continúa-, hemos visto que hay bodegas, asociadas nuestras y otras que no lo son, que están manifestando dudas y que tampoco la crítica internacional, al menos de momento, está recibiendo bien el nombre 'Rioja Oriental'». Hernáiz aboga por la prudencia e insiste en que «antes de equivocarnos nos gustaría que se abriera un debate y se preguntara de verdad a las bodegas, de forma pausada, que para esto pensamos que está el Consejo Regulador, o que, al menos, se permitiera seguir indicando 'Rioja Baja' a quien así lo desee».

La propuesta, sin embargo, tampoco encontró apoyo en las principales organizaciones del sector productor: «Seguramente 'Rioja Oriental' no es el mejor nombre, a nosotros al menos no es el que más nos gustaba, pero debía ser geográfico y es el que tenemos», explica Fernando Ezquerro, presidente de la Federación de Cooperativas de La Rioja (Fecoar). «Personalmente -continúa-, para mí lo importante es que las bodegas comencemos de una vez a potenciar nuestra zona porque tenemos grandes vinos y unas condiciones climáticas estables y sensacionales». Ezquerro insiste en que «bastante retraso llevamos ya en la comarca respecto a otras zonas como para ponernos de nuevo a discutir sobre el nombre». «Una vez tomada la decisión -insiste- hay que seguir adelante y, sobre los críticos, también cambian de criterio en muchas ocasiones y no pasa nada».

En la misma línea, Igor Fonseca, secretario general de ARAG-Asaja, que también apoyó con las cooperativas el cambio de indicación para la comarca, señala que «lo que tenemos que hacer es poner en valor las singularidades de los vinos de la zona y trabajar todos juntos por el mejor desarrollo de la comarca; la realidad es que el nombre es lo que menos importa».

Fonseca insiste en que «hubo un pleno en el que se aprobó el cambio de nombre, que obligatoriamente debía ser geográfico y se adoptó 'Oriental' por una amplísima mayoría, mientras que tampoco se presentaron alegaciones ni quejas cuando se estaba tramitando el cambio ante el Ministerio y las demás administraciones».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos