«No debería venderse un Rioja por menos de 15 libras en Reino Unido»

Sarah Jane Evans será el próximo 18 de junio 'maquinista' de la Cata del Barrio de la Estación. :: /Borja Agudo
Sarah Jane Evans será el próximo 18 de junio 'maquinista' de la Cata del Barrio de la Estación. :: / Borja Agudo

La experta británica avanza su propuesta para la cata profesional del Barrio de la Estación: un repaso a través de varios siglos con 14 grandes vinos

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Sarah Jane Evans, expresidenta del Instituto Master of Wine -el selecto club de expertos, apenas 370 en todo el mundo, que celebrará en Logroño a mediados de junio su noveno Simposio Internacional- será la conductora de la tercera edición de La Cata del Barrio de la Estación. Ante 300 profesionales, en dos sesiones de mañana y tarde, esta experta británica, apasionada de la gastronomía y del vino español, engrasa estos días la maquinaria con las siete bodegas del Barrio y desvela cuál será su propuesta de cata que, más allá catorce excelentes vinos, pretende mostrar las raíces vitivinícolas de Rioja y, por supuesto, del centenario Barrio de Haro.

LA CATA DE LA ESTACIÓN

Jornada profesional
Lunes 18 de junio, con dos catas (master class de mañana y tarde) dirigidas por la MW Sarah Jane Evans.
La propuesta
Un recorrido a lo largo de varios siglos por el Barrio de la Estación, con catorce vinos de sus siete bodegas.

- ¿Qué significa ser 'maquinista'?

- Es un honor. Estamos en un Barrio único en el mundo, con siete bodegas, casi todas centenarias, y que se puede recorrer andando. La filoxera y el ferrocarril configuraron este entorno único. Soy británica y para los ingleses Rioja es un vino magnífico, pero no saben demasiado de la historia, de por qué son así las cosas.

«Es fantástico su pasado, antiguo y reciente, y cómo han encajado los diferentes proyectos» El Barrio de la Estación

- Sus predecesores y, especialmente, Pedro Ballesteros, con la 'deconstrucción' de los vinos históricos de Rioja, no se lo han puesto fácil. ¿En qué está trabajando?

- Estamos recogiendo testimonios, vídeos con los que ilustrar la historia del Barrio de la Estación. Queremos mostrar la evolución a través de los siglos y, por supuesto, con algunos de los mejores vinos y la participación de los bodegueros.

- Vamos por partes: ¿qué vídeos y qué etapas históricas?

- El catedrático José Luis Gómez Urdáñez nos explicará cómo era la vida en Haro en torno al vino en los siglos XVI y XVII y probaremos vinos con algunas de las etiquetas más conocidas de la historia del Barrio, como Viña Pomal, de Bilbaínas; Imperial, de CVNE; y Honorable, de Gómez Cruzado. Lo más interesante es ver la evolución histórica. El nuevo equipo de Gómez Cruzado, por ejemplo, llegó en 2013 y se ha integrado a la perfección, pero evidentemente su vino Honorable nada tiene que ver con el original de la bodega. Los cambios apenas son perceptibles de un año a otro, pero sí cuando tomas como intervalo de tiempo un siglo.

- ... y la segunda etapa.

- La filoxera. Fue fundamental para el desarrollo del barrio. Andreas Oestreicher, que estudió el impacto social, nos explicará la importancia de la filoxera en Rioja y en el propio Barrio. En esta segunda tanda, hemos hecho una selección especial de la añada 2001, una de las mejores de la historia, con vinos como Viña Tondonia, Ardanza, Prado Enea y Roda. Todos tienen una historia fascinante. Por ejemplo, el 'jovencito', Bodegas Roda, llegó al barrio hace apenas 30 años, con vinos de sólo de tempranillo y con barrica francesa, cuando el resto usaba históricamente la madera americana y aportes de otras variedades de uva. Es fantástico este pasado, antiguo y reciente, y cómo han encajado los distintos proyectos.

- ¿Y el tercer bloque?

- Con Manuel Ruiz Hernández. Nadie como él conoce la viticultura y la enología del siglo XX. La primera mitad del siglo fue convulsa, con las Guerras Mundiales y la Civil española, pero ahí está el Barrio. En este bloque quiero introducir vinos nuevos, con los que ilustrar que toda innovación llega un día que se convierte en tradición. Cataremos en primer lugar tres blancos del siglo XXI: una maturana del 2017 de Bodegas Bilbaínas, una bodega que está haciendo un esfuerzo por recuperar variedades que, con la filoxera y el propio devenir del siglo, sufrieron mucho la erosión genética; el Montes Obarenes de Gómez Cruzado, que también apuesta por el tempranillo blanco además de la viura; y el Monopole Clásico de CVNE, que ha rescatado María Larrea de viejos apuntes del histórico enólogo Ezequiel García. Acabaremos con otra tanda de tintos, con Viña Tondonia del 2006, un vino de esta magnífica familia que sigue fiel a los principios y la filosofía de los fundadores y cuya lealtad a la tradición parece hoy en día casi una innovación; con el Torre Muga, del que Jorge Muga me confesaba que fue una idea de su tío que quería hacer un vino con más perfil de Burdeos que de Rioja en los años ochenta; con una muestra de la garnacha de Tudelilla con la que La Rioja Alta hace el 'blend' con tempranillos para su Ardanza; y con otra muestra, de la familia 107 de tempranillo de Bodegas Roda, que la bodega no saca al mercado, pero que elabora todos los años para mejorar la variedad. Me fascina que cada casa, cada bodega, tenga sus propias ideas.

- Pero un estilo propio...

- Así es. La Rioja Alta y el Barrio tienen una filosofía. Los vinos, aunque vengan de viñedos de otras zonas, son elegantes y frescos.

- Y en Rioja, por fin, se puede empezar a hablar también ahora de viñedos singulares y de pueblos. ¿Cómo ve esa apuesta por esos nuevos vinos de Rioja?

- De forma positiva, por supuesto. Hace veinte años, cuando yo venía también a las bodegas, me enseñaban las instalaciones y las barricas, pero ahora la gente quiere conocer los viñedos. No son cuestiones contradictorias la existencia de bodegas tradicionales y estos nuevos vinos. En el propio barrio, Bilbaínas o Gómez Cruzado apuestan por los viñedos singulares, por identidades concretas de terruños, mientras que Roda con sus ensamblajes de tempranillo trabaja igualmente los terruños. En el siglo XX hubo muchas zonas del mundo que perdieron su identidad y el Barrio la tiene y Rioja debe tenerla también apostando por sus viñedos.

- ¿Es la asignatura pendiente de Rioja mostrar esa diversidad?

- Sí. Rioja, y España, tienen viñedos desde los romanos y ahora hay gente recuperando viejos viñedos y variedades. Rioja está al nivel de lo mejor de Francia, de Italia o California, con vinos impresionantes, pero vengo de un país donde compramos Rioja a cinco libras. Es un vino que nos encanta pero se vende demasiado barato: no debería venderse un Rioja por debajo de quince libras en mi país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos