La desilusión invade el paisaje del viñedo

Durante varios meses, el balcón del ayuntamiento de Haro lució este cartel en defensa del paisaje del viñedo. :: c.v./
Durante varios meses, el balcón del ayuntamiento de Haro lució este cartel en defensa del paisaje del viñedo. :: c.v.

Cuatro meses después de la ILP, el Plan Especial Vitícola está «parado» a la espera de una directriz más proteccionista

JÖEL LÓPEZ

El 25 de noviembre pasado, el Parlamento de La Rioja tomaba en consideración, por unanimidad, la iniciativa legislativa popular (ILP) para la realización de un 'Plan Especial Vitícola'. Miles de vecinos sellaron con su firma un aliento que se vivió como un triunfo del pueblo frente a la política.

Cuatro meses después, la sensación es otra. La desilusión ha invadido un paisaje aún amenazado, por ejemplo, por la línea 'Haro Norte'.

Tras su paso triunfal por la Cámara riojana, el siguiente paso era crear una comisión de trabajo para desarrollar el mencionado plan al que alude la ILP.

La Plataforma en Defensa del Paisaje del Rioja, impulsora de este movimiento, asegura que no hay ninguna noticia sobre la creación de la comisión que trabaje en el plan.

Su portavoz, Natalia Olarte, añade que «aunque el Gobierno tiene un año para aprobarlo, ahora mismo el Plan Especial Vitícola está parado».

Los trabajos políticos se están centrando en la elaboración de una directriz más proteccionista que el actual Plan Especial de suelo no urbanizable.

Para Olarte, esta directriz, que establece unos espacios agrarios de interés, es una «norma de mínimos insuficiente que deberá completarse con el Plan Especial Vitícola, para asegurar una protección concreta y delimitadora sobre la zona a la que afecta».

Mientras, la línea 'Haro Norte' impulsada por Iberdrola sigue su curso. En febrero, la compañía denunció al Ayuntamiento de Haro por denegar la licencia de obra para comenzar su construcción.

La alcaldesa, Laura Rivado, pidió en pleno apoyo «formal y material» al Gobierno de La Rioja, que ya ha sido trasladado oficialmente. El Consistorio está a la espera de que se concrete este apoyo.

A pesar de esta nueva ventana judicial, el pulso político no reduce su tensión. Rivado aseguró que «sólo se concederá la licencia de obras si así lo determina un juez, nunca antes».

Natalia Olarte, miembro también de la comisión creada para vigilar el proyecto del nuevo trazado del AVE, apunta el problema de raíz: «No hay un proyecto común de infraestructuras en La Rioja y así es imposible tener una estrategia concreta de defensa del paisaje o del patrimonio».

 

Fotos

Vídeos