Díaz Yubero: «No todo es el cambio climático, también influye el radical cambio de viticultura»

A.G. LOGROÑO.

El enólogo Francisco Díaz Yubero, con 47 años de experiencia a sus espaldas, ofreció la segunda conferencia de la jornada sobre las 'Consideraciones sobre la vendimia 2017' organizada por la Asociación de Enólogos de Rioja y más enfocada hacia los retos de la vinificación de una añada difícil como la del 2017: «Habrá que estar muy pendientes en las fermentaciones para corregir cualquier problema y vigilar para que las cosas que pasen sean para bien».

Díaz Yubero coincidió con García del Moral en que las prisas no son buenas consejeras en este momento, aunque también en que «la gente no quiere perder kilos y hay que tener mucho cuidado por si aparece humedad y la botrytis, ya que efectivamente se irá a toda máquina cuando se debería trabajar con paciencia y seleccionar maduraciones».

El enólogo recordó que Rioja vive ya con un problema endémico de exceso de potasio en las uvas y de aumento del pH y advierte de que «no todo lo que está pasando es por el cambio climático, sino también por el cambio radical de la viticultura».

En este sentido, Díaz Yubero es muy crítico con el devenir de Rioja en estas tres últimas décadas desde el punto de vista vitícola: «El tempranillo se ha hecho absolutamente dominante, el riego ha aumentado de forma exponencial y también la fertilización, el abonado de suelos». Así, apunta, «desde cuando yo empecé a ahora tenemos que bregar con 3 ó 4 décimas más de pH, lo cual es una salvajada, cuando es fundamental para garantizar la longevidad de los vinos». Respecto a la cosecha, confirma también que será «corta, incluso más de lo esperado, ya que hay zonas con muy poca uva y, donde más se esperaba, en La Rioja Baja, tampoco tenemos gran cantidad». En este sentido, el enólogo apunta como causa a la helada, pero también a la sequía: «Marcará igualmente mucho la añada y ojalá que ahora continúe este tiempo seco para no tener problemas sanitarios, aunque ya está apareciendo alguno, porque la gente no quiere perder kilos».

Fotos

Vídeos