El Consejo califica de 'muy buena' la añada 2016

El alto nivel de exigencia para superar la calificación mantiene a Rioja como referente de la máxima calidad

EFE

'Muy buena'. El Consejo Regulador ha calificado este viernes la añada 2016 con la segunda mejor calificación poible, por debajo de 'Escelente'. Y es que, como ya anunciaba este periódico, la cosecha deja vinos excelentes, con una meteorología espectacular que permitió que las uvas entrasen en bodega con una sanidad extraordinaria, pero también otros vinos que han sufrido las consecuencias de los excesos de producción.

El proceso de calificación de la cosecha analiza aproximadamente unas 4.800 muestras anuales, que son representativas de todos los vinos amparados en la Denominación de Origen. A partir de ahí, se obtienen unos valores medios de diferentes parámetros analíticos (grado, acidez, pH, polifenoles totales, volátil, sulfuroso...), que son los que determinan la clasificación de la añada.

El resultado de los análisis técnicos permitiría aspirar a la calificación 'excelente' -de hecho así venía propuesta de dos de los tres laboratorios de análisis de la DOC- pero finalmente se ha optado por la prudencia.

Si 2015, también calificada como 'muy buena' fue sorprendente al convertirse en la cosecha más temprana de Rioja, 2016 pasará a la historia por la cantidad de uva excedentaria que quedó en los viñedos y en las viñas, después de una fuerte sequía veraniega y de que las lluvias de mediados de septiembre engordasen el peso de los granos. En todo caso, las perspectivas de buenos precios de producción también tuvieron su influencia en que los viticultores, ante la larga sequía, no quisieran arriesgar a quedarse por debajo de los límites máximos de producción autorizados.

El resultado fue la convivencia de grandes vinos, con gran estructura e intensidad, con otros más ligeros de viñedos con mucha carga productiva que, si bien pudieron completar la maduración dadas las inmejorables condiciones climáticas, tampoco alcanzaron el nivel de excelencia de las viñas más reguladas.

Vinos de persistencia

En su nota oficial, el Consejo hablña de vinos con equilibrio entre acidez y grado alcohólico, su calidad aromática y su excelente madurez fenólica. "Esas cualidades proporcionan mucha profundidad y persistencia".

Ha recordado que la cosecha de Rioja del año pasado, tras una favorable evolución a lo largo de todo el ciclo vegetativo, ofreció unos resultados muy "satisfactorios" en calidad y en cantidad, con una producción amparada por la DOCa de 315,57 millones de litros.

Entre las características que definen el perfil medio de los vinos de la cosecha 2016, cuya graduación media es de 13,44, frente a los 14,15 del año anterior, destaca el gran equilibrio que muestran entre la acidez y el grado alcohólico, ha explicado el director del Órgano de Control del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Pablo Franco.

"Ello les proporciona frescura, al tiempo que madurez fenólica, una dualidad muy excitante", según Franco, para quien, "además de su intensidad y calidad aromática, la excelente madurez fenólica alcanzada por la uva se percibe en la suavidad y redondez del tanino en boca, resultando vinos de mucha profundidad y persistencia".

Esta valoración de la cosecha como "muy buena" es la nota media obtenida como resultado del "riguroso" proceso de calificación mediante análisis y cata, al que han sido sometidos los 337,33 millones de litros de vino elaborados por las bodegas en la vendimia 2016 y representados por un total de 4.821 muestras.

Esas 4.821 muestras son 1.033 más que las analizadas en 2015, tomadas directamente de los depósitos por los técnicos del Consejo Regulador.

150 catadores

En total, 315,57 millones de litros de la cosecha 2016, de los que 23,01 corresponde a blanco, 14,62 a rosado y 277,94 a tinto, han obtenido el derecho a la certificación como vinos amparados por la DOCa Rioja.

Franco ha añadido que "los vinos de Rioja de 2016 han sido considerados como muy buenos, pero no es un muy bueno sencillo, sino que es un muy bueno doble porque hemos tenido unos vinos que destacan por su equilibrio y su magnífica madurez fenólica".

Por ello, es "una cosecha muy buena de una manera fuerte y con convención", ha subrayado y ha resaltado que "esas más de 4.800 muestras analizadas por más de 150 catadores profesionales ofrecen una imagen fiel y real de lo que vamos a tener en el mercado".

Más requisitos

Los requisitos para superar el examen de calificación se han elevado en los últimos años y se han incorporado parámetros de calidad más exigentes, con el fin de que "Rioja siga manteniéndose en los mercados como referente de los vinos de calidad".

También son mayores las exigencias para la evaluación global de la añada que realiza el Consejo Regulador mediante un procedimiento estadístico establecido con ese fin con total objetividad.

Por ello, aunque los parámetros cualitativos de la cosecha 2016 son superiores a los de la cosecha anterior, ambas han recibido la misma calificación.

Franco ha relatado que el sistema de evaluación para determinar la calificación de la añada se basa en todos los vinos que se han elaborado, "no es una simple selección de unos pocos", lo que "da rigor y una alta intensidad y evaluación de los vinos porque el cien por cien son evaluados por el Consejo Regulador".

El informe del Servicio Habilitado de Veedores del Consejo Regulador, que realiza un "exhaustivo" seguimiento de todas las fases del ciclo, señala que, en 2016, en general, la climatología favoreció la correcta evolución del estado vegetativo del viñedo y la ausencia de plagas o enfermedades de importancia.

Ello permitió que el estado sanitario de la uva fuera "excelente" hasta el final de la vendimia 2016 en Rioja, que resultó "sorprendente" por su prolongado desarrollo a lo largo de dos meses.

En esa situación influyó la buena climatología que la acompañó y el incremento de las expectativas productivas que había tras un ciclo marcado por la sequía y altas temperaturas del verano, según ha detallado el Consejo Regulador.

La intensificación de los controles productivos por parte del Consejo Regulador con el objetivo de optimizar la calidad ha sido otra de las particularidades de la campaña destacadas por Franco.

Fotos

Vídeos