El Consejo Regulador habla de una evolución «correcta» de la vendimia en Rioja

El Consejo Regulador habla de una evolución «correcta» de la vendimia en Rioja

Las variedades más precoces han sido Tempranillo blanco, Sauvignon blanc y Chardonnay

LA RIOJA

El Consejo regulador de la DOCa Rioja ha informado de los resultados de los muestreos del seguimiento de la maduración . Esta segunda semana, además de incorporar datos de la zona Rioja Oriental, han obtenido las primeras estimaciones de las zonas de Rioja Alta y Alavesa.

Como explica el consejo en una nota, el control de maduración permite a los viticultores «determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados posteriormente».

La vendimia de variedades blancas avanza de manera correcta en la zona de Rioja Oriental, donde la recogida selectiva de estas variedades en zonas más tempranas se aproxima a una situación de madurez. Las variedades más precoces han sido Tempranillo blanco, Sauvignon blanc y Chardonnay.

En la zona de Rioja Oriental, donde, han recordado, «la vendimia comenzó de manera testimonial hace ya una semana», se observa una correcta evolución de la graduación alcohólica probable así como de los parámetros de acidez, destacando un adecuado consumo de ácido málico.

Tal y como informában en el primer boletín, el periodo de maduración en la zona de Rioja Oriental se enmarca dentro de los plazos habituales de una campaña normal, sirviendo como referencia la de 2016. En las zonas de Rioja Alta y Rioja Alavesa los primeros datos obtenidos muestran una situación madurativa incipiente que confirma un retraso que se cifra en torno a los 20 días comparativamente con el pasado ejercicio y se traduciría en un retraso de 4-5 días con una campaña normal.

Las conclusiones de este segundo boletín muestran un buen estado sanitario y desde la dirección técnica del Consejo Regulador, Pablo Franco, recomienda «mantener la actual intensidad de vigilancia para continuar con la correcta evolución de una vendimia que se prevé optimista tanto en calidad como en cantidad y que, tal y como se espera, permitiría cumplir las ambiciosas expectativas de producción que tiene el Consejo Regulador este año».

Así se indica en las conclusiones del segundo Boletín de Maduración editado por el Consejo y que realiza este control al servicio del sector vitivinícola riojano. El Consejo irá extendiendo al conjunto de la Denominación en las próximas semanas este control de maduración, un «importante servicio que permite a los viticultores determinar la fecha idónea de vendimia en cada localidad y optimizar así la calidad del fruto y de los vinos elaborados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos