lomejordelvinoderioja

Rioja hará «frente común» para modificar directrices de reparto viñedo 2017

El Consejo Regulador celebra su reunión plenaria en Haro con el objetivo de rendir homenaje a la Estación Enológica.
El Consejo Regulador celebra su reunión plenaria en Haro con el objetivo de rendir homenaje a la Estación Enológica. / Miguel Herreros
  • Lapuente indica que el sector representado en el Consejo Regulador existe «una coincidencia general en el malestar y la indignación en cuanto a las desviaciones producidas en el reparto de viñedo en 2016»

El director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, José Luis Lapuente, ha detallado este viernes a la agencia EFE que todas las organizaciones representadas en este organismo harán "frente común" para modificar las directrices de reparto de las plantaciones de viñedo para 2017.

Lapuente ha informado sobre el pleno del Consejo Regulador de la DOCa Rioja celebrado en la Estación Enológica de Haro, que este año cumple el 125 aniversario de su fundación.

En esta reunión se han analizado las directrices publicadas el pasado 3 de febrero por el Ministerio de Agricultura para la aplicación del nuevo régimen de autorizaciones del viñedo en 2017, que serán las que utilice el Gobierno riojano en el momento de realizar el reparto.

Estas directrices introducen algunas modificaciones respecto a la campaña anterior para evitar la creación de condiciones artificiales en cuanto a la disposición de superficie agraria para la nueva plantación; y en las exigencias sobre la condición del solicitante como jefe de explotación, según explicó recientemente el consejero riojano de Agricultura, Íñigo Nagore.

Según Lapuente, las directrices fijadas para el reparto de 2017 "dejan margen de maniobra" y sobre las autorizaciones de 2016 ha dicho que "hay una serie de condiciones que se pueden verificar sobre el terreno porque no se han ejecutado aún".

"Presentar un recurso no es la vía adecuada para atacar el problema, de modo que se ha entendido que el posicionamiento común de todas las organizaciones será la vía más adecuada y efectiva para dirigirse a las administraciones autonómicas y al Ministerio", ha explicado.

Malestar general e indignación

Lapuente ha subrayado que en el sector representado en el Consejo Regulador existe "una coincidencia general en el malestar y la indignación en cuanto a las desviaciones producidas en el reparto de viñedo en 2016".

De cara a 2017, ha pedido "un control exhaustivo" y con carácter retrospectivo para 2016, para que "el viñedo vaya destinado a aquellos que viven de él y no se produzcan desviaciones", con el fin de acercarse en 2018 al modelo de reparto realizado en los últimos años, cuando era competencia de las comunidades autónomas.

"Es un tema complejo", ha reconocido, pero ha contado con "gran coincidencia" por parte de las organizaciones representadas en el pleno del Consejo Regulador celebrado este viernes, al que han asistido 13 de las 14 asociaciones y del que forman parte las comunidades autónomas de La Rioja, País Vasco y Navarra.

Los miembros de este organismo se han emplazado a una nueva reunión para "profundizar en aspectos más concretos", ha agregado.

Además, ha dicho que las administraciones autonómicas representadas en esta mesa han mostrado "total sintonía y disponibilidad para recoger las aportaciones del sector y, en la medida de lo posible, actuar a nivel nacional".

"El fin es lograr que el modelo sea el deseable para una denominación como Rioja, que es legítimo", ha resaltado el director general, quien ha subrayado que ha habido cierta unanimidad en las líneas generales de este asunto, aunque ha reconocido que "cuando haya que analizarlo al detalle, habrá que acercar posturas".

Un tema urgente

"El tema es urgente, cuanto antes se reconduzca la situación mejor", de modo que ha indicado que la idea del Consejo Regulador de la DOCa Rioja es "actuar en todos los frentes posibles para defender el modelo de región que pretende par el futuro".

En este pleno también se ha analizado el balance de la DOCa Rioja durante el año pasado, cuando incrementó el valor de sus ventas en 2016 en torno al 4 %, lo que le ha permitido consolidar el récord alcanzado el año anterior, con un volumen de comercialización de más de 386 millones de botellas anuales en un centenar de países.

Lapuente ha incidido en que el balance de comercialización de 2016 es "muy positivo", con la consolidación de las ventas de vino Rioja en el mercado nacional, donde ha habido un buen comportamiento de los vinos blancos.

En cuanto a los mercados exteriores, se ha experimentado "un ligero retroceso", especialmente por el descenso de las ventas en Reino Unido y Alemania, aunque el porcentaje de caída no sea "significativo".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate