Salamero: «Rioja es una marca, un derecho económico, y la defenderemos hasta el final»

Juan Marín

El primer presidente alavés de la DOC deja clara su apuesta por la diferenciación geográfica de los vinos, pero también avisa de que la marca es «única»

Alberto Gil
ALBERTO GIL

«No es importante el hecho de que yo sea alavés; podía haber sido presidente un navarro o un riojano porque Rioja se extiende por tres territorios». Así respondió ayer Fernando Salamero a la primera pregunta de los periodistas tras su elección como nuevo presidente de la Denominación de Origen Calificada (DOC Rioja). Un hecho histórico en cualquier caso -ningún presidente hasta ahora había sido alavés- y que -así está en la mente de todos- podría contribuir a 'coser' la herida abierta tras la solicitud de cuarenta pequeñas bodegas de Abra de una DOP independiente 'Viñedos de Álava', que, por el momento, sigue en tramitación.

Salamero dejó claro que Rioja seguirá su camino hacia la diferenciación de viñedos y vinos tras la aprobación en el último pleno del Consejo Regulador de la nueva categoría de 'Viñedos Singulares' y del pliego para elaborar espumoso de calidad. En este sentido, dio por hecho que en breve habrá el consenso que faltó en dicho pleno para una nueva regulación de los vinos de zona (subzona hasta ahora) y municipio: «Ya existe la posibilidad de elaborar y etiquetar estos vinos, pero queremos concretar mejor su uso y en ello estamos trabajando con bastante unanimidad, incluso en los tamaños de las indicaciones, así que estoy convencido de que el tema estará resuelto en breve».

El vocal más antiguo, de la bodega más antigua y 4 años por delante

La aprobación de estas nuevas menciones para los Riojas dejarían escasos de argumentos técnicos a quienes abanderan la secesión, aunque Salamero eludió ir más allá en sus comentarios: «Yo no puedo interpretar intenciones, un grupo de operadores han hecho una solicitud de una DOP propia y nosotros, como Rioja, vamos a defender hasta el final nuestra marca, que sigue siendo única». El nuevo presidente de Rioja logró ayer un alto consenso en su elección, con el respaldo de todas las organizaciones del sector, salvo la abstención de los sindicatos UAGR y Ehne-Navarra y, precisamente, de las pequeñas bodegas alavesas de Abra, aunque tampoco votaron en contra.

En un acto multitudinario, en el que participaron representantes de todas las instancias políticas y los expresidentes del Consejo Regulador, Salamero recogió el testigo de un emocionado José María Daroca (Fecoar), que alternó durante los dos últimos años con Luis Alberto Lecea (Asaja) el primer mandato histórico del sector productor: «Jamás hubiera imaginado en el año 2004, cuando entré a formar parte de la Interprofesional que un día hubiera sido presidente y creo que ha sido importante, también para las cooperativas que, pese a su importancia social, no tienen el reconocimiento histórico que se merecen».

Al acto asistió también el director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Fernando Burgaz, quien aclaró que hoy por hoy el Ministerio desconoce la propuesta de las bodegas alavesas que solicitaron al Gobierno vasco una denominación propia: «No podemos hacer ningún tipo de valoración porque no nos ha llegado ningún pliego». «Es una cuestión de tramitación -aclaró-, en la que el Ministerio, al ser competencia de una única comunidad autónoma, sólo constatará, cuando nos llegue, que todo está en regla y se enviará a Europa que es quien tiene la última palabra». También intervino el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, quien celebró el elevado consenso en la elección del nuevo presidente e hizo un llamamiento a la «unidad del sector».

Fotos

Vídeos