Los dueños de más de 21 hectáreas de tierra no tendrán prioridad para acceder a nuevo viñedo

Imagen de un viñedo, recién podado, con la nevada del pasado miércoles. /Justo Rodriguez
Imagen de un viñedo, recién podado, con la nevada del pasado miércoles. / Justo Rodriguez

El borrador del Ministerio para repartir plantaciones prima al viticultor profesional, pero de pequeña y mediana explotación

ALBERTO GILLogroño

El Ministerio de Agricultura ha presentado ya a las comunidades autónomas y a las organizaciones agrarias del sector un borrador del nuevo real decreto, el tercero en otros tantos años, que regulará los criterios de acceso a las nuevas plantaciones de viñedo a partir del 2019. La principal novedad es que serán prioritarios los jóvenes viticultores de pequeñas y medianas explotaciones en el reparto -hasta ahora eran los jóvenes agricultores sin viñedo- y que habrá al menos dos limitaciones para garantizar una distribución social, de forma que, si no se cambia el borrador, las explotaciones agrarias de más de 21 hectáreas (sean exclusivas de viñedo o de vid y otros cultivos) no entrarán dentro de estos grupos prioritarios.

Más

Daniel del Río, director general de Agricultura y Desarrollo Rural, aclara que «de momento es sólo un primer borrador», pero también que «el Ministerio quiere tener garantías de que las adjudicaciones sean lo más sociales posibles». En este sentido, habrá dos limitaciones principales. La primera de ellas es el establecimiento de una superficie máxima admisible para solicitar nuevas plantaciones y que sería única para todo el país. En el borrador se ha fijado de momento en 10 hectáreas, aunque La Rioja y otras comunidades autónomas quieren bajar a cinco. Es decir, dará lo mismo contar con 200 hectáreas de tierras disponibles para plantar que con 10 (ó 5 si se cambia), antes de aplicar el reparto por prorrateo: «Es una garantía para que llegue a la mayor gente posible y en pocas cantidades, pero veremos qué se decide finalmente», explica Del Río.

Las claves

Criterios de reparto

Si hasta el año 2015 la Consejería de Agricultura definía los criterios de adjudicación de nuevas plantaciones, desde entonces es el Ministerio de Agricultura, de acuerdo a unas bases marcadas por la Comisión Europea, el que fija las normas de acceso al nuevo viñedo.

Prioridad a ‘no viticultores’

El Ministerio decidió priorizar de 2015 a 2018 a agricultores jóvenes sin viñedo, lo que provocó una avalancha de altas en la seguridad social agraria de familiares de viticultores que se inscribieron en los repartos para recibir plantaciones. La Consejería de Agrículura revisó, prácticamente uno a uno, los expedientes de las adjudicaciones del 2015 y 2016 y buena parte de ellos han sido anulados al no tener realmente activida agraria. El proceso aún está en fase de resolución.

Paralización de plantaciones

El ‘caos’ y la protesta social fue tal que el sector de Rioja decidió solicitar al Ministerio paralizar el reparto de plantaciones de este año a la espera de nuevos criterios para el próximo año 2019.

Los nuevos criterios

El primer borrador de Real Decreto cambia los criterios como se esperaba y confirma que será el de los viticultores el grupo prioritario. Asimismo, pone límites para garantizar que los beneficiarios de las nuevas adjudicaciones de plantación no pueden llevarse grandes superficies.

Nuevas plantaciones

Las habrá en el 2019 –tras la paralización de este año–, aunque la cifra deben negociarla todavía entre las bodegas y los productores en el seno del ConsejoRegulador para un horizonte de tres años.

Habrá también un segundo límite regionalizable para primar unas explotaciones en detrimento de otras. Así, el Ministerio ha marcado en hasta 21 hectáreas el límite del concepto de 'mediana y pequeña explotación (pymex)' en La Rioja, con lo que se suprimirá el acceso prioritario al nuevo viñedo a los propietarios de más superficie y a los de menos de 0,5 hectáreas -en este caso porque se presupone que no hay actividad profesional-: «Nuevas plantaciones para todo el mundo no puede haber y parece justo que se quiera ayudar a quien más lo necesita», explica el director general de Agricultura.

Esta última priorización prácticamente excluiría a las casi 1.100 mayores explotaciones riojanas, que suponen el 9% del total de las que existen con viña. Entre los otros cuatro grupos de propietarios (ver cuadro adjunto), la Consejería podrá decidir cada año a quien se le da una prima mayor.

 

Fotos

Vídeos