El enoturismo sigue despegando

El enoturismo sigue despegando

Las rutas del vino de España cifran en el 18% el aumento de visitas, con el Marco de Jerez, Penedés, Rioja y Ribera del Duero a la cabeza

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El enoturismo tuvo un buen año en el 2017, al menos según las cifras de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) que coordina las principales rutas del vino del país, entre ellas las de Rioja Alta y de Rioja Alavesa. Un buen año que se suma al ejercicio anterior, el 2016, cuando las cifras de enoturismo controladas por Acevin constataron un incremento de viajeros del 20%.

En todo caso, las cifras no son las totales, sino las de las visitas que pasan por las bodegas y establecimientos turísticos asociados, pero sí muestran que el enoturismo está de moda, con un crecimiento del 18,38% (casi medio millón de personas más) hasta los 3,213 millones de personas el año pasado

La estadística de Acevin incluye tanto las visitas directamente a bodegas como las de museos asociados al vino y, con diferencia, es el Marco de Jerez el que más éxito enoturístico tiene con 574.242 visitas el año pasado, seguido de la comarca del Penedés con 438.112. Es decir, el ránking lo encabezan dos regiones que, además del atractivo enoturístico, cuentan con una oferta de playa muy cercana, mientras que el tercer lugar lo ocupa Ribera del Duero con 378. 663 visitas.

El gasto medio en Rioja Alavesa fue de casi 30 euros, mientras que en La Rioja Alta baja a 25 eurosEl peor mes para el enoturismo en Rioja es enero y el mejor es octubre, con la vendimia

A continuación se sitúan la DO Empordá y Calatayud, mientras que la Asociación de Rutas del Vino de La Rioja Alta aparece en sexto lugar, con 256.303 visitas, seguida de Rioja Alavesa con 169.888 turistas. Hay que tener en cuenta que las bodegas de La Rioja Baja no entran en la estadística (desde Agoncillo hasta Alfaro), ya que la ruta del Vino de Rioja Oriental estaba el año pasado en proceso de acreditación, de captación de asociados y de reconocimiento por parte de Acevin, por lo que, de momento, no contabiliza sus visitantes. De momento, sumando Rioja Alta y Rioja Alavesa, la región vitícola ocuparía el tercer lugar por delante de Ribera del Duero.

En cuanto a la procedencia de los visitantes, el informe de Acevin apunta que prácticamente tres de cada cuatro proceden del territorio nacional (73,79%), aunque el porcentaje de extranjeros sube hasta el 30% en el caso de la Ruta de Rioja Alavesa, mientras que en el caso de La Rioja Alta retrocede hasta el 21%.

Precios

La cuestión es importante porque, normalmente, el visitante extranjero deja más 'pasta' allí donde va que el nacional y, por ejemplo en este sentido, el gasto medio por visita es de 29,90 euros en Rioja Alavesa (el segundo más alto tras Ribera del Duero con 40,54 euros), mientras que en La Rioja Alta es de 24,74 euros. A estas cantidades hay que sumar los precios medios de visita por bodega: 7,94 en Ribera; 11,19 en Rioja Alavesa y 9,83 en Rioja Alta.

En todo caso, la estadística viene matizada también por el precio de los vinos en cada denominación de origen y en cada zona vitícola, ya que lo que se incluye como gasto medio es el realizado por cada visitante en compras de vino en cada bodega. Ahí está la principal explicación de las diferencias de gasto por visitante de Ribera del Duero respecto a Rioja Alavesa y Rioja Alta.

En cuanto a la estacionalidad, del enoturismo el peor mes, tanto en Rioja como en España, es enero mientras que el mejor, en el caso de la región riojana con diferencia, es el de octubre, tradicionalmente de vendimia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos