Agotadas las plazas para la cata con Martínez Corta

Félix Martínez, en una vieja plantación de garnacha. :: /Sonia Tercero
Félix Martínez, en una vieja plantación de garnacha. :: / Sonia Tercero

Bodegas Martínez Corta, el próximo jueves 3 de mayo en el club de catas de lomejordelvinoderioja.com | Félix Martínez presenta, con 45 plazas para los primeros inscritos, las gamas de vinos Soros y Tentación de viejos viñedos de Uruñuela y el entorno

ALBERTO GILLogroño

Con 130 hectáreas de viñedo en propiedad, que se extienden por los municipios de Uruñuela, Huércanos, Alesón y Cenicero como referencias principales, Bodegas Martínez Corta reúne la experiencia de varias generaciones dedicadas al cultivo. La apuesta que Félix, padre, hizo por comprar y plantar viñedos, aun cuando en determinados momentos la vid no era tan rentable como lo ha sido en las dos últimas décadas y media, permitió a sus hijos, Félix y Manuel Martínez, plantearse la construcción de una nueva bodega de elaboración en el año 2005: «Hasta entonces hacíamos vino de cosechero en la pequeña bodega del pueblo, pero nos faltaba espacio y sobre todo la tecnología, que te da ese plus de calidad que necesitas para poder entrar en el mercado», explica Félix Martínez.

Charla digital

El bodeguero, junto con su hermano Manuel en campo, lleva años trabajando la parcelación de sus viñedos, lo que, poco a poco, les ha permitido ir ampliando y definiendo sus gamas de vinos: «Trabajamos con cinco zonas principales para diferentes estilos de vinos y también con algunos parcelarios y experimentaciones que verán la luz en los próximos años». «Como en otras bodegas -continúa Félix Martínez-, aquí funcionamos por ensayo y error, hasta que consigues el objetivo y personalmente creo que estamos ahora encontrando nuestro mejor momento».

LA CATA (plazas agotadas)

La cita
El próximo jueves, 3 de mayo, en el Hotel Gran Vía de Logroño, con 45 plazas para los primeros inscritos en www.lomejordelvinoderioja.com. Seis euros por persona.
Los vinos de la cata
Tentación Garnacha Blanca 2017; Tentación Rosado 2017; Tentación Garnacha Tinta 2016; Soros Crianza 2015; Soros Reserva 2014 y Soros Edición Limitada.

La cata

«Aquí funcionamos por ensayo y error... y creo que estamos encontrando nuestro mejor momento»

Félix Martínez presenta el próximo 3 jueves tres de mayo (plazas agotadas) dos de las gamas de vinos con las que trabaja la familia de Uruñuela, marcadas por el trabajo por separado de la diversidad varietal, el viñedo viejo propiedad de la bodega y la versatilidad de suelos y exposiciones de una zona tan diversa como el bajo Najerilla.

La cata comenzará con la gama Tentación, una colección de varietales cuyo diseño se fraguó en la cocina del bodeguero: «Fue mi mujer, que dibujó un zapato suyo en una servilleta... y pensamos en que estos vinos podían ser realmente una tentación por lo que nos lanzamos con unas etiquetas tan poco convencionales», recuerda entre risas el bodeguero.

Tentación Garnacha Blanca 2017 es un blanco de viejos viñedos (1940) de esta variedad casi olvidada pero que empieza a resurgir como su hermana tinta: «Para nosotros siempre ha sido una uva especial y, tanto en blanco como en tinto, creo que está perfectamente a la altura, incluso en determinadas zonas, por encima del tempranillo». Tentación Rosado 2017 es un vino también de garnacha 100%, sangrada, que Félix Martínez reivindica como elaboración histórica en su pueblo: «No hacíamos claretes en casa, sino estos rosados de garnacha». Tentación Garnacha 2016 procede también de viejos viñedos de la familia (incluso centenarios) y, en este caso, se cría unos meses en barrica para dar una mayor redondez al conjunto: «Nuestras garnachas son bastante tánicas y la madera nos ayuda a domarlas».

La gama Soros

Soros es el nombre de una finca que, desde Uruñuela se acerca a Torremontalbo, y de donde sale el Soros Crianza 2015: «Las viñas tienen 45 años y nos dan vinos con potencia y estructura, aunque también redondos y frescos». La gama Soros son tempranillos 100% en los tres casos, pero en el Reserva 2014 las viñas están en Cenicero: «Para mí, ésta es una de las mejores zonas para el tempranillo de Rioja, con viñas de 45 años y también de 25, pero en las que el suelo pobre y la baja producción son las que determinan el carácter del vino».

Y, como cierre, Soros Edición Limitada, otro varietal de tempranillo, en este caso de una parcela, 'Carasol', de apenas dos hectáreas de superficie: «Es un viñedo especial que nos da también un vino singular, con frescura y al tiempo mucha intensidad, aunque no lo hacemos todas las añadas si no estamos satisfechos al 100%».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos