«La Liga Golf y Vino le da muchas satisfacciones a nuestra bodega»

Cristina Pérez, responsable de Relaciones Públicas de Bodegas Marqués de Riscal. :: miguel herreros
/
Cristina Pérez, responsable de Relaciones Públicas de Bodegas Marqués de Riscal. :: miguel herreros

Cristina Pérez Responsable de Relaciones Públicas de Marqués de Riscal Un blanco y un reserva protagonizaron la cata final

EL ENÓLOGO Y SUS VINOSI. G.

Marqués de Riscal es, sin duda, una de las bodegas con más historia de la Denominación de Origen Rioja. No en vano, sus orígenes se remontan a 1858, cuando se creó la bodega y echó a andar un sueño que, con el paso del tiempo, fue dando pasos hacia su consolidación. Entre ellos, en el 2006 se inauguró la Ciudad del Vino, una referencia dentro del enoturismo y que cuenta con el conocidísimo hotel diseñado por Frank Gehry como estandarte. Sus vinos gozan de gran prestigio y dos de ellos fueron los que presentaron Cristina Pérez y Ramón Román en la cata final del torneo del pasado sábado.

-¿Qué vinos seleccionaron para la cata?

Blanco
u2016
100% verdejo de la DO Rueda. Marida bien con pescados, mariscos, jamón, pastas, pollo y carnes frías.
Reserva
u2013
90% tempranillo, 7% graciano y 3% mazuelo. Medalla de oro en el concurso Mundus Vini.

-Degustamos los 'clásicos' de Marqués de Riscal. Por un lado el 100% verdejo de la bodega de Rueda, nuestro buque insignia de esa denominación y, por otra parte, también probamos el reserva de Marqués de Riscal.

«Queremos seguir formando parte de esta iniciativa, que crece año tras año»

-¿Por qué eligieron esos dos caldos y no otros?

-Llevamos varios años catando otros vinos, pero pensamos que para esta ocasión iba a resultar positivo regresar a lo clásico. A lo más tradicional. En otros años, nuestro torneo caía en unas fechas más veraniegas y quizás se prestaban más a degustar otros vinos, pero esta vez nos ha tocado en el otoño y consideramos que iban a apetecer más nuestro verdejo de Rueda y nuestro reserva. Aparte este último se llevó la medalla de oro en el concurso internacional Mundus Vini en Alemania y es otro de los motivos que nos motivó a llevarlo a la cata.

-Su bodega lleva ya muchos años apoyando la Liga Golf y Vino, ¿por qué siguen apostando por esta iniciativa?

-Llevamos desde la segunda edición colaborando con la Liga Golf y Vino. Es una propuesta que nos proporciona muchísimas satisfacciones y, por eso, repetimos nuestra vinculación edición tras edición. El número de jugadores crece cada año, todos los agentes que participan están muy implicados y al final el producto de golf y vino en Rioja está funcionando y nosotros queremos formar parte de él. No queremos quedarnos fuera.

-¿En qué proyectos están inmersos actualmente en la bodega?

-Siempre tenemos proyectos de futuro. Muchos. Además, en el último año hemos lanzado varios vinos nuevos como un verdejo elaborado con agricultura ecológica, un rosado nuevo que ha salido hace quince días o un Barón de Chirel en su versión blanco que está funcionando bastante bien. Estamos muy contentos y con la ilusión puesta en seguir trabajando duramente para continuar con el camino de Marqués de Riscal.

Fotos

Vídeos