«Las grandes líneas sí ofrecen por fin garantías»

«Las grandes líneas sí ofrecen por fin garantías»

También con matices, Tomás Latasa, secretario general de UPA, considera que «las grandes líneas del borrador garantizan por fin un reparto social del viñedo». «Ha habido en este caso -continúa- un buen trabajo de equipo de todo el sector y ahora tenemos que intentar que sean los agricultores profesionales los mayores beneficiados de futuros repartos». Latasa confía en modificaciones de la 'letra pequeña' y apunta la conveniencia de rebajar a 1 o 1,5 hectáreas la superficie máxima admisible. Asimismo, comparte con el resto de organizaciones las mayores exigencias a la capacitación profesional para que los beneficiarios sean viticultores profesionales y apunta también que «sería deseable elevar de cinco a diez años la obligación de mantener como tiempo mínimo la plantación concedida, en lo que también coinciden el resto de organizaciones del sector productor riojano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos