Haro encandila en EEUU

Interior de Bodegas Muga, en el barrio de la Estación de Haro, donde elabora el Prado Enea. :: /Justo Rodriguez
Interior de Bodegas Muga, en el barrio de la Estación de Haro, donde elabora el Prado Enea. :: / Justo Rodriguez

El crítico James Suckling sitúa cuatro 'clásicos' de bodegas jarreras en su 'top 10' del vino español del 2017

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El Barrio de la Estación es el gran triunfador de las notas de cata de James Suckling. Exeditor de Wine Spectator durante 30 años, desde el 2010 publica reportajes en su propia web sobre las principales regiones mundiales de vino y acaba de hacer pública la lista de los cien mejores vinos españoles del 2017, en cuyo 'top ten' sitúa a cuatro vinos de las bodegas de Haro: Muga, con su Prado Enea 2010, ocupa el segundo puesto, sólo por detrás del Vega Sicilia Único 2006 (Ribera del Duero), mientras que Bodegas CVNE, con su Real de Asua 2001; La Rioja Alta, con su 890 Gran Reserva de la añada 2005; y López de Heredia, con su Viña Tondonia 1996, son también protagonistas entre los diez mejores de la lista del crítico norteamericano y con varios elementos en común: son Riojas, vinos del Barrio de la Estación y son, todos ellos, versiones clásicas o tradicionales del mejor Rioja.

Otros dos vinos de Rioja, Las Beatas 2014, de la Compañía de Vinos de Telmo Rodríguez -otro de los 'triunfadores' con varios de sus vinos entres los 100 mejores-, y Contino Rioja Gran Reserva 2010, también de CVNE pero de la bodega de Laserna (Laguardia), tienen cabida en el 'top ten' de Suckling, con lo que Rioja es claramente la preferencia española del crítico en una lista de los cien vinos del 2017 más destacados del país tras catar 1.200 referencias de todo el país.

EL TOP 10 DE SUCKLING

Suckling hace una mención especial al Prado Enea: «Siempre ha sido uno de nuestros vinos preferidos». «Con una textura de filigrana -continúa-, se vende por poco más de 50 dólares americanos». Pero también al 'estilo clásico' de Haro: «Otros tres de nuestros mejores diez vinos están literalmente a 'tiro de piedra' y, por supuesto, el envejecimiento entra en juego: la bella integración entre los taninos y la acidez se atribuye a un uso magistral del envejecimiento del roble». «Son productores tradicionales -continúa-, pero también encarnan una era de nuevo clasicismo en La Rioja».

Suckling destaca también expresamente en sus reportaje la figura del bodeguero riojano Álvaro Palacios, «la más omnipresente en este listado, por los fenomenales vinos que elabora en Priorat y Rioja -L'Ermita y Finca Dofi (Priorat), en los puestos 16 y 18 de la lista, y Quiñón de Valmira (Rioja), en el 35- y como abanderado de la variedad mencía, junto con su sobrino Ricardo, en el Bierzo (La Faraona, puesto 5, con 99 puntos)».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos