La hectárea tipo parte de un rendimiento medio de 6.878 kilos

ALBERTO GILLogroño

El cálculo del porcentaje de rendimientos de la vendimia del 2017 no se ha hecho sobre el 100% del pliego de condiciones de Rioja (6.500 kilos para variedades tintas y 9.000 para blancas), sino que ha tenido en cuenta el ajuste por las circunstancias extraordinarias provocadas por la helada: es decir, los viñedos no helados tenían un rendimiento máximo autorizado del 115%, del 90% en el caso de las parcelas semiafectadas y del 70% en las más dañadas. Así las cosas, el Consejo Regulador cifra en 6.878 kilos por hectárea el máximo amparable (si fuera el 115% para toda Rioja sería de 7.726 kilos) y esta cifra es la que se ha tenido en cuenta para calcular el porcentaje de rendimientos relativos de cada localidad en el 2017.

La vendimia, y la previa asignación de producciones por el Consejo Regulador, provocaron fuertes tensiones territoriales en el ámbito de la Denominación de Origen y lo que parece claro es que la sequía fue también un factor trascendente, ya que en las zonas no heladas la mayoría de municipios tuvo dificultades para superar el 100% de producción.

Igualmente, en las zonas más castigadas las cifras quedan claramente lejos del 70% que se les había asignado como máximo amparable -aunque se hizo por parcela no por municipios-. Finalmente, la merma de cosecha amparada respecto al 2016 (con un máximo amparable del 107%) se saldó con el 21 menos% .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos