«El impacto de las líneas eléctricas es indirecto en el viñedo, pero importante»

Viñas entre la autopista y los tendidos eléctricos. :: s. tercero/
Viñas entre la autopista y los tendidos eléctricos. :: s. tercero

DIEGO MARÍN A.

«A todos nos gustaría salir de casa y plantarnos en Barcelona en tres horas, pero nos preocupa el impacto sobre el agro, el medio natural y el paisaje», opina Julio López de Heredia sobre el AVE. «Hay que valorar si una infraestructura es necesaria», opina. La AP-68 ya arrebató a su bodega 8.000 metros cuadrados en los 70, después sufrió el gasoducto. «Las líneas eléctricas no nos han afectado directamente al viñedo, pero el impacto sí es indirecto e importante en el entorno, son una burrada», asegura Julio, y deja varias preguntas: «¿Por qué se nos conoce en los cinco continentes? ¿Qué es lo más importante? ¿Los beneficios de infraestructuras como el AVE serán superiores al impacto sobre el paisaje?». «El deterioro del paisaje nos sumiría en la mediocridad, no entiendo cómo esto no lo abanderan las instituciones, y con ilusión», declara, y parafrasea a Elías: «Los mejores vinos se elaboran en los paisajes más bellos, los menos intervenidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos