Una interpretación del Servicio de Viñedo pudo abrir la puerta

Una interpretación del Servicio de Viñedo pudo abrir la puerta

A.G. LOGROÑO

Al margen de lo que determinen las conclusiones de la investigación interna, el problema se habría creado por una interpretación que hace el Servicio de Viñedo de la Consejería sobre la normativa europea en el momento de transición de los derechos de plantación a autorizaciones administrativas.

Ante las dudas planteadas sobre si era posible renunciar a los compromisos asumidos de plantar cuando se concedieron los derechos pagando una tasa simplemente, el Servicio de Viñedo opta por inscribir en Rioja aquellas peticiones de los adjudicatarios que así lo solicitaron. Ello provocó esta situación fraudulenta que no se detecta hasta que el Consejo Regulador comprueba que el viñedo preinscrito para la siguiente vendimia que envía la Consejería de Agricultura riojana no cuadraba con sus registros.

Así las cosas, lo que en realidad está haciendo ahora la Consejería de Agricultura es anular las inscripciones que ella misma autorizó en su momento y ordenar los arranques en todos aquellos casos que se plantaron variedades que no están autorizadas por la DOP Cava o en municipios ajenos. Para el resto, la solución será la inscripción de oficio y automática en Cava.

De la misma forma que municipios del País Vasco, Extremadura, Navarra, Valencia o Aragón están inscritos en la DOP Cava, también hay localidades riojanas (18 en concreto), y bodegas, con autorización para producir o elaborar vinos espumosos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos