Manzanos Wines prevé invertir 15 millones de euros en construir un 'wine park' en Haro

Recreación digital de la propuesta de tobogán. /M.W.
Recreación digital de la propuesta de tobogán. / M.W.

Un tobogán visto con una altura equivalente a siete pisos unirá los edificios más altos, encima de bodegas Berceo, con el Palacio de Tejada

JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Manzanos Wines invertirá 15 millones de euros en la creación de Bodegas Manzanos Wine Park, que se ubicará en el centro de Haro y cuya imagen más visual será un tobogán de siete pisos de altura que unirá el nuevo edificio que la compañía de Azagra levantará encima de bodegas Berceo (actualmente, Manzanos Wines Haro) con el Palacio de Tejada. El complejo conjugará ocio, gastronomía, vino, por supuesto, y automovilismo, de la mano de la firma alemana Porsche.

Rubén Quintana, director de enoturismo y relaciones públicas de Manzanos Wines, rompió el guión de la primera jornada del International Wine Forum que organiza el Club de Marketing de La Rioja al anunciar el objetivo de la familia Fernández de Manzanos tras desembarcar en Haro con la compra de bodegas Berceo (2016) y del Palacio de Tejada. «De hecho, hoy (por ayer) ha sido la presentación oficial», admitía Plaza. «Es brutal», le felicitaba Lluis Tolosa, divulgador de la cultura del vino.

Vista aérea del entorno.
Vista aérea del entorno. / M.W.

Manzanos Wines ha iniciado el proyecto con una inversión de 8.000.000 de euros. El palacio de Tejada acogerá suites de lujo, aunque no será el único espacio hotelero dentro del complejo. La segunda parada se ubica en el edificio que se levantará entre las calles Laín Calvo y Cuevas, de tres plantas. A pie de calle, abrirá el Porsche Studio, para poder disfrutar de sus vehículos, un 'wine bar', una tienda y un museo de 1.100 metros cuadrados dedicado al mundo del Rioja. En la primera planta se instalará un auditorio y en la segunda, una terraza en la que no faltará otro 'wine bar', en esta ocasión como escenario de espectáculos con el vino como protagonista.

Bodegas Berceo también formará parte, por idea, del recorrido histórico del 'wine park'. Se recuperarán las viejas tinas de roble, las prensas, los depósitos de hormigón y los calados. Es decir se recreará una bodega aproximada a sus orígenes, 1801.

Lindando ya con la calle Santa Lucía, el proyecto contempla dos edificios más. El primero de ellos, de baja más cuatro plantas; el segundo, baja más dos. Aquí se instalarán una sala de elaboración, de cata, hotel, un restaurante asociado a un nombre «de referencia mundial» y una terraza desde la que se podrá disfrutar de las vistas de la Sierra de Cantabria y de los meandros del Ebro. Y ahí, en la parte más alta, dominando Haro, el inicio del tobogán, que llevará al visitante de vuelta hasta el Palacio de Tejada. Un bar de copas funcionará hasta las dos de la madrugada. En el edificio anexo se podrá disfrutar de spa, solárium y piscina al aire libre.

«Ya hemos invertido más de tres millones de euros. El proyecto se va hasta los 15 millones, de entrada», indicaba Rubén Quintana antes de dejar claro que este proyecto «no lo conocen aún los jarreros, pero cuenta con el beneplácito» del Ayuntamiento de Haro y del sector hostelero. Plaza también adelantó que el proyecto de ocio de Haro se extenderá a Azagra, sede central del grupo, y a la localidad navarra de Campanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos