«La mayoría de las bodegas que llegan a Bilbao son familiares»

L.R. LOGROÑO.

Los aficionados bilbaínos y quienes visiten este viernes la capital vizcaína podrán adquirir, al precio de nueve euros, una copa serigrafiada con cinco fichas a canjear por cada consumición en los puestos de bodegas que el consumidor elija, situados en la zona de degustación, una en cada extremo de la zona acotada de los tinglados del Arenal. Las carpas de venta se abrirán a las 18 horas. No obstante, los interesados pueden adquirir sus copas en venta anticipada a través de la web http://www.lomejordelvinoderioja.com y así evitar las posibles filas en El Arenal.

En la fiesta del vino de Rioja, las bodegas de Rioja, distribuidas a lo largo del bulevar, ofrecerán sus mejores vinos blancos, rosados, claretes y tintos jóvenes, de crianza y reserva. Los aficionados podrán conocer de primera mano, en la mayoría de los casos con la presencia directa de los propios bodegueros y enólogos en las mesas expositoras de la degustación, las características de los vinos que se están produciendo en la actualidad.

Entre los que se podrán catar, habrá joyas enológicas como vinos de autor elaborados con 100 por cien uva garnacha vendimiada a mano de cepas de más de 100 años, vermú artesanal (bodegas JER); vinos elaborados de forma artesanal y en los lagares que su usaban hace 500 años (Bodegas Lecea); vinos de autor que mezclan la maceración carbónica y el despalillado (Bodegas Fos); o gamas completas de la misma bodega.

«La mayoría de las bodegas que llegan a Bilbao son familiares y sus vinos rara vez pueden encontrarse en el mercado tradicional», explica Susana Miranda, responsable del portal 'Lo mejor del vino de Rioja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos