lomejordelvinoderioja

Las lluvias ralentizan la maduración de la uva

Las lluvias ralentizan la maduración de la uva

  • El conjunto de la vendimia mantiene "un buen estado vegetativo"

  • Los Servicios Técnicos del Consejo han detectado una "parada en la evolución del grado probable, descenso acusado de la acidez y de los parámetros de color"

Las lluvias de los últimos días "han afectado a la normal evolución del viñedo, ralentizando la maduración, aunque el conjunto del viñedo sigue manteniendo un buen estado vegetativo y sanitario".

El Consejo Regulador ha realizado el quinto control de maduración de la uva en una semana caracterizada por lluvias generalizadas por todo el territorio de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Tal y como ha informado, los Servicios Técnicos del Consejo han detectado una "parada en la evolución del grado probable, descenso acusado de la acidez y de los parámetros de color".

También, "buen estado sanitario en general". Añaden que "se han desarrollado focos de botrytis, lo que requiere atención a su evolución para optimizar la calidad del fruto cosechado".

Vendimia lenta

Por último, en las zonas XIV a XVII, que incluyen las localidades de Aldeanueva - valle del Alhama y los municipios navarros de la Denominación, se ha generalizado la vendimia.

Aunque las primeras uvas de esta cosecha 2014 se vendimiaron el pasado 30 de agosto en la localidad de Alfaro, en estos momentos tan solo se han recolectado unos 40 millones de kilos de uva, lo que indica que la vendimia se está desarrollando con lentitud y de forma muy selectiva.

En este avance paulatino, en la zona de Rioja centro se ha comenzado a cortar uva de las variedades blancas. Al igual que en campañas anteriores, la climatología de las próximas semanas será decisiva para los resultados cualitativos que finalmente ofrezca la cosecha 2014. Lo deseable es que haga un tiempo seco y soleado, con temperaturas frescas por las noches.

Tal como establecían las 'Normas de Campaña' aprobadas por el Consejo el pasado mes de julio, el rendimiento máximo amparable para esta vendimia 2014 es de 6.825 kilos por hectárea para variedades tintas y de 9.900 por hectárea para variedades blancas, mientras que el rendimiento de transformación uva-vino en las elaboraciones quedó fijado en un máximo del setenta por ciento (setenta litros de vino por cada 100 kilos de uva).