lomejordelvinoderioja

Nada mejor que un Rioja

fotogalería

Plaza del Pombo. La capital cántabra disfrutó del buen vino de Rioja. / SE QUINTANA
  • La Plaza Pombo de Santander acogió ayer la cata 'Lo mejor del vino de Rioja', con presencia de 17 bodegas de la DOC, algunas centenarias

La fragancia que ha dejado el vino de La Rioja permanece impregnada en la Plaza Pombo, de Santander, donde ayer por la tarde se bebieron alrededor de 1.000 copas de vino con denominación de origen. La cata popular 'Lo mejor del vino de Rioja', que se celebra por sexto año consecutivo, fue punto de encuentro de cientos de 'narices' posadas sobre copas para disfrutar del aroma y sabor de un Rioja. Este vino es de denominación de origen calificada.

A la cita acudieron 17 bodegas, algunas centenarias. Cada una, con estilo propio y a la vez complementarias, presentaron a los santanderinos sus elaboraciones. Se trataba de la mayor degustación «callejera» de vinos de España, según señaló el portal lomejordelvinoderioja.com, organizador del evento, con el patrocinio del Consejo Regulador de la DOC Rioja, el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja, en colaboración con el Ayuntamiento de Santander.

Las pequeñísimas moléculas de vino cargadas de información viajaban en cada copa, serigrafiadas con el logo de la organización, y dejaban un reguero de fragancias. Hay 800 sustancias aromáticas que componen el vino, pero un degustador medio sólo puede distinguir una treintena. «Ser un experto no es lo importante para poder disfrutar del vino», es uno de los mensaje que se oían ayer entre los stands de la feria itinerante de vinos.

Los vinos con denominación de origen de Rioja son frescos, aromáticos, de composición equilibrada y excelente buqué, que es el aroma que adquiere su estancia en barricas o botellas durante su proceso de envejecimiento.

Cuando un buen vino inunda nuestras copas, «no se trata de beberlo de un trago y ya. El vino hay que mirarlo, pensar un poco lo que has servido en la copa, olerlo, moverlo y, después sí, llevarlo a la boca», explicaba al público el representante de Bodega Viña Bujanda, Arnaud Lisoir, que aseguraba que, «no es complejo» entender de vino.