lomejordelvinoderioja

Una bodega gigante en Bilbao

fotogalería

La popular degustación de vino de Rioja se celebró en su tradicional enclave bilbaíno, la zona de Tinglados del Arenal. Fue el primer acto público del nuevo presidente de la DOC, José María Daroca. / Justo Rodriguez

  • Veinticinco bodegas de Rioja brillaron con sus vinos a orillas del Nervión, en un nuevo éxito de participación del público bilbaíno

Veinticuatro bodegas de Rioja a la conquista de Bilbao. Prueba superada: lo mejor de los vinos de la DOC aterrizó ayer en la capital vizcaína para satisfacción de los centenares de asistentes a la degustación organizada por lomejordelvinoderioja.com, portal líder en su ámbito informativo. El canal, perteneciente a la web de Diario LA RIOJA, volvió a triunfar en un nuevo acercamiento al público bilbaíno, tradicional buen conocedor y degustador de los vinos riojanos, que confirmó otra vez su predilección por ellos. Fue una jornada plagada de enhorabuenas, porque a la satisfacción propia de las bodegas participantes se añadió la feliz aportación de las empresas riojanas de agroalimentación, que llevaron hasta Bilbao sus mejores bocados dulces y salados: Flor y Nata, Champipe, Embutidos Pisón, Pafritas y Lácteos Isasa. Gracias a la aportación de todos ellos la edición 2015 de Riojano, Joven y Fresco prosigue con su saludable andadura.

FOTOS

  • Bilbao disfruta del Riojano Joven y Fresco

  • 24 bodegas de Rioja llevan sus vinos a Bilbao con el Riojano Joven y Fresco

Ya alcanzó cifras de récord con ocasión de la primera cita celebrada en Logroño y con motivo del primer desplazamiento, hace una semana en Santander. Queda por lo tanto una oportunidad para que el público riojano se vuelva a acercar por el barrio de Siete Infantes, el próximo día 17. Luego, en septiembre, será el turno de Zaragoza, que albergó el año pasado esta misma iniciativa, con gran éxito. Se trata de una cata popular destinada a favorecer el consumo de vino de Rioja entre el público más joven, aunque está abierta a todas las edades, y cuenta con el patrocinio de Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logroño y Consejo Regulador, cuyo flamante presidente, José María Daroca, se desplazó a Bilbao en su primer acto público. La cata cuenta también con el apoyo de Ramondín y Argraf.