lomejordelvinoderioja

Rioja asumirá la próxima vendimia un 'extra' de hasta 27 millones de litros de vino

Imagen de la reunión extraordinaria de ayer del Consejo Regulador. :: Juan Marín
Imagen de la reunión extraordinaria de ayer del Consejo Regulador. :: Juan Marín
  • Grupo Rioja, Provir, cooperativas y Asaja pactan el aumento de rendimientos de campo y bodega

El pleno del Consejo Regulador aprobó ayer la segunda parte del acuerdo de planificación de la Denominación de Origen para los próximos tres años, que incluye un notable aumento de los rendimientos de campaña, especialmente para la próxima vendimia (hasta 27 millones de litros entre campo y bodega), así como un mayor esfuerzo en la inversión en promoción durante el periodo para fomentar el consumo de blancos de Rioja.

El pacto salió adelante con 154 de los 200 votos, gracias al compromiso suscrito por las bodegas del Grupo Rioja y las familiares de Provir y al bloque de cooperativas (las de La Rioja de Fecoar, Dolare de La Rioja Alavesa y UCAN de Navarra) y por el sindicato agrario ARAG-Asaja. El resto de los sindicatos minoritarias del sector productor, junto con buena parte de las asociaciones alavesas, votaron en contra, mientras que las bodegas de ABC, que habitualmente suscriben los acuerdos de los grupos mayoritarios, en esta ocasión se descolgaron por abstención: «Hay cosas positivas, como el compromiso para limitar los suelos por aptitud para nuevas plantaciones y desarrollar nuevas figuras de calidad, pero los rendimientos nos parecen excesivos, si bien a última hora se ha introducido un límite en caso de que la ratio supere el 2,9 para volver al 100% en campo y al 70% en vino», explicó Íñigo Torres, gerente de la asociación bodeguera al término de la reunión.

Y es que el acuerdo no deja de ser polémico por cuanto trasciende de lo que era estrictamente necesario para evitar el riesgo de liberalización de la nueva OCM del Vino, que únicamente requería un compromiso de planificación de crecimiento de la masa vegetal para el próximo trienio con el fin de que el Ministerio abortase el riesgo de trasvase de replantaciones de otras regiones vitícolas.

Las bodegas del Grupo Rioja aceptaron bajar de su pretensión inicial del 1% de crecimiento anual de hectáreas al 0,6%, pero se introdujeron también los rendimientos de campaña en la negociación (las nuevas plantaciones no entran en producción hasta el cuarto, quinto y sexto año). Así las cosas, de golpe, la próxima vendimia podría traer hasta 27 millones de litros de vino 'extra' al abrirse el 'grifo' tanto en campo (107% para variedades tintas) como en bodega (el rendimiento de transformación pasa del 70 al 72%).

Mecanismo corrector

Para el 2017 y 2018, la producción 'extra' del incremento de rendimientos se reduciría, ya que se baja al 105% para uva y al 71% para vino y, sobre todo, se ha incluido un mecanismo corrector, por demanda de Asaja y cooperativas, de forma que si la ratio (la relación entre existencias y salidas), que se espera este año cierre en 2,72, alcanza el 2,90 se volvería a rendimientos del 100% tanto en viña como en bodega de forma inmediata.

El compromiso incluye también un aumento del esfuerzo presupuestario en promoción para el conjunto del trienio entre 1 y 1,5 millones de euros para partidas destinadas a fomentar el blanco en el mercado nacional -a partir del año que viene entran nuevas plantaciones con lo que el mercado de este tipo de vino se espera que sufra-, así como la creación de un Observatorio de Precios. Igualmente, se estudiarán medidas para crecer en valor que, con toda seguridad, irán encaminadas a desarrollar figuras de calidad como vinos de pueblo o de paraje.

Otro de los compromisos encaminados hacia la calidad incluidos en el acuerdo es elaborar un estudio técnico de suelos con el fin de que las nuevas plantaciones del trienio no puedan hincarse en terrens demasiado fértiles y poco aptos para la viticultura: es decir, lo que hay se queda como está, pero se prohibirán las plantaciones en zonas de huerta que disparan los rendimientos por hectárea.