lomejordelvinoderioja

Juan Antonio Leza, al frente de Gómez Cruzado, asume la presidencia de la asociación este año. :: c.v.
Juan Antonio Leza, al frente de Gómez Cruzado, asume la presidencia de la asociación este año. :: c.v.

«Embotellamos vino con historia, cultura y nuestro saber hacer»

  • Juan Antonio Leza, presidente de la ADT del Barrio de la Estación

  • Las siete bodegas jarreras repetirán en septiembre la Cata del Barrio de la Estación con jornada de público y profesionales

Es muy difícil que una iniciativa triunfe a la primera y sea considerada por prácticamente todo el mundo como un éxito. Pero eso es lo que sucedió con La Cata del Barrio de la Estación de Haro. Las siete bodegas de la ciudad decidieron el año pasado unirse en una asociación para promocionar el barrio y, como primer evento, abrieron las puertas de sus casas para dar a conocer sus vinos, su forma de trabajar y poner en valor un rincón único en el mundo. Ellos mismos colocaron el listón muy alto, pero están dispuestos a superarlo y mejorar esta primera edición. La Asociación para el Desarrollo Turístico del Barrio de la Estación presentó en Fitur la nueva edición de la Cata. Su presidente, Juan Antonio Leza, responsable de Gómez Cruzado, que anunció que la jornada del público será el 17 de septiembre y también habrá día de profesionales, habló de los propósitos de la asociación.

-¿Qué objetivos persigue la asociación de las siete bodegas?

-Promocionar la historia y la cultura del vino porque este barrio tiene un poso cultural importante. Embotellamos vino con historia, cultura, saber hacer, que es lo que consigue que nuestros vinos sean como son. Es un marco dentro de una botella.

-¿Cómo se consigue esa promoción?

-Buscando acciones, como la de la Cata, que nos ayuden a promocionar y difundir el barrio. Hay que posicionarlo como destino para los enoturistas. Es un lugar único en el mundo, con una seña de calidad apegada a una zona y hace que los vinos parezcan de donde son. Hay una sensibilidad especial.

-El año pasado decidieron unirse y crearon la Cata. ¿Tienen otros proyectos?

-Sí, pero más a largo plazo, como la promoción conjunta de las marcas. Transmitir la identidad de las siete bodegas, de prestigio, humanizadas, que se conozca quién está detrás.

-La Cata fue un éxito. Se habló entonces de su periodicidad y han decidido repetir este año.

-Sí. De momento, la jornada para el público se ha decidido que sea anual e intentaremos mejorarla. La de profesionales este año también, pero más adelante ya veremos cómo se celebra. Pero este año repetimos formato y el viernes será la jornada para intermediarios, profesionales del vino, y el sábado para el consumidor final.

-¿Cómo va a ser la jornada de los profesionales?

-Estamos trabajando en ella, pero seguramente será similar, con una cata especial. Sí que esperamos contar con Pedro Ballesteros, el único español Master Of Wine

-En el 2015 reunieron a 500 profesionales y más de 5.000 personas. ¿Sorprendidos?

-Claro, se superaron las mejores expectativas. Pero sobre todo porque vino gente que se interesaba por el vino, que tiene inquietud y sensibilidad por este mundo y valora los productos de calidad. Estamos encantados porque la gente disfrutaba con el vino.

-El objetivo es promocionar el barrio y que venga gente de fuera.

-Sí, queremos que sea un referente de ámbito nacional por lo menos. Y la gente ya lo empieza a conocer y tiene expectación. Se está hablando con Renfe para organizar varios trenes y paquetes de fin de semana.

-¿Se ha notado la repercusión de la Cata en el barrio?

-Sí, el número de visitas al barrio ha aumentado y ése es el objetivo.