lomejordelvinoderioja

El 2,61% de los solicitantes se lleva casi el 30% del reparto de viñedo del 2016

vídeo

Labores en un viñedo de Rioja en una imagen de archivo. :: JUSTO RODRÍGUEZ

  • Rubén Sáenz López, con 20,5 hectáreas recibidas, es el caso más extremo, mientras que nueve de cada diez solicitantes se quedan con menos de una

El Boletín Oficial de La Rioja publica hoy el listado de adjudicatarios de nuevas plantaciones de viñedo, con el que se pone fin a las elucubraciones sobre supuestos adjudicatarios y cifras, pero, con toda seguridad, continuará el debate sobre el nuevo sistema de adjudicación de plantaciones de viñedo, ya que el 1 de febrero próximo se abre el plazo para solicitar superficies para el 2017, con un 'botín' en esta ocasión superior de 645 hectáreas para el conjunto de la Denominación de Origen (387 este año).

La resolución del reparto de 2016 deja como grandes cifras que 17 de los 646 solicitantes aceptados por la Consejería de Agricultura (el 2,61%) se llevan casi el 28% de las nuevas plantaciones del 2016 (102 de las 362 repartidas en La Rioja), mientras que nueve de cada diez beneficiarios no llegan ni a una hectárea, con lo que muchas de esas plantaciones (166,87 hectáreas adjudicadas a dicho grupo) es posible que ni se planten por su escasa rentabilidad.

El caso más llamativo de los adjudicatarios es del Rubén Sáenz López, domiciliado en Lardero pero que ha acreditado tierra para plantar viñedo en Clavijo. Ha recibido 20,5 hectáreas, para lo que tuvo que presentar como disponibles más de 200 hectáreas de superficie.

El segundo mayor adjudicatario es Juan Escudero Pérez, domiciliado en Grávalos, con 12 hectáreas; seguido de Bruno Díez Díez (Burgos), con casi 9 hectáreas; de José Manuel Gómez de Segura, con 7,84 y domiciliado en Estella; Víctor Rubio Ruiz, de Aldeanueva de Ebro con 6,87 hectáreas; Irene Blanco Santos, de Tudelilla con 6,29 hectáreas; y María Pilar Gutiérrez Sáinz, de Aldeanueva con 6,91 hectáreas. En resumen, son 17 las personas que se llevan más de 3 hectáreas cada una (en las páginas posteriores se publica el listado completo), que es precisamente el límite máximo que establecía la Consejería de Agricultura riojana cuando eran competente en la gestión de los repartos de nuevas plantaciones.

Es decir, el nuevo sistema ha puesto de manifiesto una desigualdad inédita hasta ahora y es consecuencia de la nueva OCM del Vino, de los criterios elegidos por el Ministerio de Agricultura para primar a determinados grupos, pero también de las exigencias de acreditación de la vinculación real al sector agrario requeridas por la Consejería de Agricultura de La Rioja a la hora de aceptar las solicitudes.

De hecho, el propio departamento del Gobierno regional se plantea ya para 2017 endurecer el acceso de solicitantes y eliminar suelos de pastos como susceptibles de plantación, mientras que el Ministerio se ha mostrado dispuesto a modificar los criterios de reparto pero a partir del 2018, así que queda todavía en el aire lo que puede suceder con las adjudicaciones de 2017.

En todo caso, la nueva OCM establece un crecimiento automático del potencial vitícola por países cada año, que el Ministerio fijó para España en el 0,6% de la superficie actual de viñedo en 2016. Afortunadamente, la DOC Rioja -por acuerdo de las bodegas, cooperativas y el sindicato agrario ARAG-Asaja- limitó a un máximo de 387 hectáreas las autorizaciones para el 2016 (645 el año próximo), porque, de no hacerlo, se hubieran podido plantar 4.000 hectáreas que se hubieran repartido también a 'prorrateo' entre todos los aspirantes en función de la superficie de tierra ofrecida.

--------------------Las claves--------------------

A más superficie disponible, más viñedo

El sistema de reparto, marcado por Europa, no tiene límites. Todos los peticionarios reciben algo, pero cuanta más tierra acredita un solicitante como disponible, más viñedo recibe. La tasa de prorrateo (relación entre superficie solicitada y concedida) se fijó en La Rioja en un 11%, con lo que era necesario acreditar casi 200 hectáreas para recibir 20.

Propiedad de la tierra

No era necesario ser propietario, sino que bastaba con ser arrendatario de las tierras disponibles. De hecho el 91% de la superficie solicitada es arrendada.

Aptitud de suelos

Tampoco se eliminaron suelos, por ejemplo, de pastos. Es una de las modificaciones que quiere hacer la Consejería para el 2017.

Jefe de explotación

Es la figura clave de la normativa europea para poder acceder al viñedo. El Ministerio no ha fijado un criterio único, sino que cada comunidad autónoma ha exigido más o menos requisitos (Seguridad Social Agraria, declaraciones de PAC...) para demostrar que el solicitante tenía actividad agraria (necesaria para entrar en el grupo I de reparto). La Rioja se plantea ahora para 2017 ser más exigente sobre esta cuestión.

Los grupos de reparto

Básicamente, dos. El primero, prioritario, jóvenes con actividad agraria pero no vitícola. En La Rioja se han agotado las hectáreas sólo con este grupo, cuando en varias comunidades autónomas se han rechazado muchas más solicitudes y han llegado para el grupo II, con jóvenes viticultores y también viticultores profesionales. La realidad es que en muchos casos en La Rioja se han usado terceras personas como solicitantes pero muy cercanas a viticultores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate