lomejordelvinoderioja

ProWein arranca en Düsseldorf con grandes expectativas de negocio para las bodegas

Inauguración de Prowine.
Inauguración de Prowine. / UMC del Gobierno de La Rioja
  • El consejero de Agricultura, Iñigo Nagore, visitó este domingo la feria para apoyar al centenar de empresas que mostrarán sus vinos hasta el 21 de marzo

Por sexto año consecutivo, la Comunidad Autónoma de La Rioja acude a la Feria Internacional de Vinos y Bebidas ProWein que se celebra hast el martes 21 en la ciudad alemana de Düsseldorf. Con un estand agrupado, bajo el lema promocional 'La Rioja Wines', se ofrece al visitante profesional un espacio de exposición y cata que este año comparten 74 bodegas y cooperativas riojanas.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el director general de Desarrollo Rural, Daniel del Río, visitaron este domingo a las empresas vitivinícolas presentes en la que ya está considerada la primera feria del mundo especializada del sector de vino.

El Gobierno de La Rioja, ha destacado Nagore, "seguirá apoyando a la industria agroalimentaria para que nuestros productos sigan ganando protagonismo en los mercados exteriores, y para ello es fundamental estar en encuentros que son un referente internacional".

Como novedad este año dentro de las acciones de promoción en el exterior, el Ejecutivo riojano ha organizado un vuelo chárter desde el aeropuerto Logroño-Agoncillo que ha facilitado el desplazamiento de 160 profesionales riojanos a esta cita internacional.

La Rioja Wines

El espacio institucional de 'La Rioja Wines', ubicado en el pabellón de España en la feria, reúne en sus 369 metros cuadrados 169 referencias de vinos de 74 bodegas y cooperativas. Un total de 43 bodegas disponen además de un estand con mostrador individual. Además, se ha habilitado una zona de trabajo que las bodegas utilizan para mantener reuniones. Otras 18 bodegas participan con estand propio, mientras que seis acuden dentro del espacio promocional de ICEX España.

La Rioja ofrece en Prowein 2017 tres estands contiguos con un diseño que da prioridad a la buena visibilidad entre expositores de forma que, aunque cada uno mantiene su espacio privado, se logra dar una visión integral de conjunto.

El uso de diferentes texturas de madera lo convierte en un lugar cálido y natural, que favorece tanto la exposición como la cata de vinos. El suelo de la zona dedicada a las catas se diferencia del resto mediante una simulación de suelo de baldosa antigua hidráulica, acercándose al espíritu familiar de las cocinas mediterráneas del siglo XIX.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate