lomejordelvinoderioja

ARAG-ASAJA quiere mantener los apoyos en la DOCa y negociar ya un acuerdo sobre plantaciones

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) pretende mantener el apoyo mayoritario del sector productor con el que cuenta en la Interprofesional del Vino de Rioja y en el Consejo Regulador de la DOCa Rioja, en la que quiere empezar a negociar ya un acuerdo sobre nuevas plantaciones.

El secretario general de ARAG-ASAJA, José Antonio Torrecilla, y el coordinador de Política Agraria de la formación, Igor Fonseca, han ofrecido una conferencia de prensa en la que han hecho un balance de su presencia en los últimos cuatro años en las organizaciones del vino de Rioja y sus proyectos de futuro, según informa Efe.

ASAJA cuenta con 30 votos en la Interprofesional, la mitad de todo el sector productor no cooperativista, y 4 vocales, gracias a la representación de unas 13.000 hectáreas de viñedo que acreditó hace cuatro años. Dado el volumen que sería necesario para aumentar de forma significativa esos datos, asumen que "será difícil" crecer y "lo normal" sería continuar con alrededor de 30 votos.

En el proceso de acreditación, que se prolonga durante este mes, están llamados a aportar sus hectáreas 8.452 viticultores (unos 5.700 de La Rioja, 1.923 de Álava y 766 de Navarra). En total tiene 34.131 hectáreas de viñedo, de las que en el anterior proceso electoral acreditaron ante la Interprofesional más del 77 por ciento.

"ASAJA lidera la representación del sector productor y quiere mantenerse ahí", ha afirmado Fonseca, que ha realizado un balance del trabajo de la organización en la Interprofesional.

Principalmente ha destacado el acuerdo alcanzado con las cooperativas y las bodegas "pero no con otras asociaciones agrarias", para la contención del aumento de la masa vegetal entre 2015 y 2018. Ese acuerdo, ha asegurado, "ha impedido la plantación de 6.000 hectáreas en dos ejercicios y el trasvase de otras tantas de otras regiones" algo que "hubiera provocado a medio plazo el colapso de Rioja".

También ha afirmado que ASAJA ha sido protagonista del "desbloqueo del Consejo Regulador" que permitió la renovación de la Interprofesional con la presidencia de uno de sus asociados, Luis Alberto Lecea.

ASAJA trabajó también en la creación de un grupo de trabajo sobre la venta de vino, que estableció criterios para realizar contratos de venta de uva "de lo que luego se han beneficiado otros".

Fonseca ha subrayado que ASAJA fue "la primera organización" en denunciar el criterio de reparto de nuevas plantaciones y tras meses de trabajo "ya hay un borrador de nuevas normativa", ha asegurado, "en el que se primará al viticultor profesional, a las explotaciones medianas y pequeñas y se estudia poner un máximo por beneficiario".

Torrecilla, por su parte, ha incidido en que ASAJA quiere defender "un modelo familiar" para la viticultura "frente al fantasma de la liberalización en 2030. "Vamos a luchar hasta el final para evitarlo", ha insistido el secretario general de ASAJA, y, para ello "hay que generar valor añadido a los viticultores, como en los últimos años".

Porque, según ha asegurado, en los últimos años "la renta de los viticultores ha crecido un 25% gracias al equilibrio entre las demandas del mercado y la producción, algo que se ha logrado a través de la contención de rendimientos".

Pero, además, ha aludido al acuerdo de contención del aumento de la masa vegetal, que finaliza en 2018, y ha subrayado que "dado que es lo mejor que nos ha podido pasar, hay que empezar a negociar cuanto antes, si no, puede producirse una debacle en el sector". Cree que el Rioja debe trabajar "en la búsqueda de mercados de valor para el vino" y ha asegurado que "frente a quienes quieren dividir, ASAJA lo que quiere es tender puentes".

En esa misma línea, Torrecilla, ha asegurado que "en Álava muchos viticultores quieren seguir integrados en Rioja" y es que "además, muchos tienen viñas en las dos comunidades". "Lo que no cabe en Rioja es que haya dos modelos diferentes", ha asegurado, pero "sí que se puede avanzar en las subzonas, por calidad, y estamos trabajando en ello", ha dicho.

Por otro lado, Torrecilla ha defendido la "capacidad" mostrada por los dos últimos presidentes del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Luis Alberto Lecea y José María Daroca, ambos del sector productor, aunque el último en representación de las cooperativas. Una capacidad que también cree que tiene el bodeguero Fernando Salamero "que seguro será el próximo presidente del Consejo" y que "es una persona dialogante, con la que se puede llegar a acuerdos".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate