lomejordelvinoderioja

Así serán los (o algunos) nuevos Riojas

Así serán los (o algunos) nuevos Riojas
  • Riojas de Viñedos Singulares, de Municipio, de Zona y, por primera vez, espumosos son las diferenciaciones que llegan hoy al pleno

¿Por qué es trascendente la diferenciación de vinos que se plantea Rioja? Hasta ahora la única diferenciación se limita a las menciones crianza, reserva y gran reserva: es decir, un vino supuestamente es mejor que otro por el tiempo de estancia en bodega y, aunque sigue habiendo grandes vinos históricos que han respetado la selección de las mejores uvas para largas guardas, la realidad es que todas las categorías de envejecimiento se han ido banalizando con el paso del tiempo. Por primera vez en la historia de Rioja (92 años) se pretende 'categorizar' con diferentes rendimientos, métodos de cultivo y elaboración los vinos en función de su origen, independientemente de que, al mismo tiempo, podrán seguir utilizando las menciones tradicionales de envejecimiento si optan por ellas. De hecho, el sector estudia también fórmulas para categorizar con mayores exigencias de producción y elaboración en los vinos criados.

Vino de Viñedo Singular. Es la nueva categoría de vinos de Rioja en la que las asociaciones del sector llevan trabajando dos años y cuyo objetivo es ofrecer al mercado un producto de calidad diferenciada y apegado al terruño.

Para poder etiquetar un vino como de Viñedo Singular, el viñedo del que proceda deberá tener al menos 35 años y el rendimiento máximo será de 5.000 kilos por hectárea para uvas tintas y de 6.922 para blancas (77%) y del 65% en transformación. La vendimia será manual y la elaboración, y crianza, se hará por separado, con tarjeta exclusiva de viticultor. Las botellas tendrán numeración y precinta específica y los vinos se someterán a una doble calificación inicial y antes de salir al mercado. La realidad del Viñedo Singular existe desde siempre en Rioja, aunque sin regulación legal, lo que -al margen de que es una demanda de prescriptores y de consumidores- aconsejaba, sí o sí, su desarrollo legislativo. De hecho, nombres de vinos históricos como Viña Tondonia, Viña Paceta o Viña Pomal, al menos en sus inicios, junto otros más recientes como Las Beatas, Quiñón de Valmira, Mártires, El Bosque, Pujanza Norte, Capellanía... que encabezan las listas de puntuaciones de la crítica nacional e internacional, lo son también de parajes o de viñedos singulares. A partir de ahora, todos los elaboradores que decidan acogerse a la nueva categoría, deberán demostrar la trazabilidad de sus uvas, es decir, que provengan realmente de los viñedos a los que hace referencia.

Vino de subzona. Paralelamente al desarrollo de los Viñedos Singulares, el Consejo Regulador ha estado también trabajando en el desarrollo de los vinos de subzona, que, si bien ya están regulados y reconocidos en el pliego de condiciones desde 1999, pasarían a denominarse de zona con el cambio de algunas de las condiciones actuales que se exigen a los elaboradores y con una mayor visibilidad en las etiquetas. En este sentido, se propone aumentar el tamaño de la indicación de subzona -al mismo que Rioja cuando hasta ahora es un máximo de 2/3, siempre que los tipos de letra o grosor no hagan destacarla por encima de la marca genérica.

Vinos municipales. En cuanto a los vinos de municipio o de pueblo, se trasladará la misma normativa de la subzona, algo que ya está previsto en el pliego de condiciones actual como entidades geográficas menores. Estos dos vinos no serían una categoría en sí misma tan clara como el Viñedo Singular, aunque sí plantea limitar los rendimientos máximos de producción al 100% en campo y 70% en bodega, mientras que para el Rioja genérico podrían ampliarse excepcionalmente, como está sucediendo en los últimos años.

Vinos espumosos. Aunque al margen del debate de la mayor concreción de viñedos y vinos de Rioja, en el pleno de hoy está previsto que se vote también una propuesta para la elaboración de vinos espumosos de Rioja. Hasta ahora, las únicas bodegas que hacían vinos espumosos en la región vitícola debían contar con viñedo y autorización para elaborar bajo la marca Denominación de Origen Cava.

La intención es abrir a las bodegas la oportunidad de elaborar vinos espumosos de calidad, sin gasificados (adiciones no naturales de carbónico), con el fin de intentar abarcar un nuevo mercado ajenos hasta hoy para Rioja y que está teniendo un importante desarrollo en todo el mundo con un consumo al alza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate