Una nueva preocupación

Botellas de vino con sus etiquetas. :: Reuters/
Botellas de vino con sus etiquetas. :: Reuters

El sector europeo del vino propone la autorregulación para indicar el contenido nutricional y calorías en el etiquetado

LA RIOJA LOGROÑO.

Una nueva preocupación ronda al sector del vino, después de que la Comisión Europea diese un plazo de un año al colectivo de bebidas alcohólicas para que proponga las normas para el etiquetado nutricional de las botellas, tal y como es obligatorio para todos los productos alimentarios. En este sentido, el Ejecutivo comunitario invitó a las organizaciones representativas del sector de bebidas a «elaborar una propuesta de autorregulación para generalizar la indicación de los ingredientes y la información nutricional en todos sus envases». La indicación de esos datos en las etiquetas es obligatoria desde diciembre de 2014 para todos los productos alimentarios, excepto para las bebidas con más de un 1,2% de alcohol.

La iniciativa de Bruselas ha sido criticada abiertamente por ciertas organizaciones del sector del vino. En este sentido, la Confederación Europea de Viticultores Independientes (CEVI) considera que «una etiqueta sobrecargada de informaciones no resolverá ni el problema del alcoholismo ni el de la obesidad» y subraya que «prevención y educación son los principios clave».

De momento, el sector de las bebidas alcohólicas, representado por diversas asociaciones europeas, ya ha trasladado a la Comisión Europea (CE) una propuesta de autorregulación para incluir información nutricional en sus etiquetas. En este sentido, las organizaciones (CEEV, CEVI, Copa-Cogeca y EFOW) se comprometen a ofrecer al consumidor información nutricional en las etiquetas con herramientas «tradicionales o innovadoras».

El sector se compromete a adoptar esta propuesta de aquí a marzo de 2021. En el texto, presentado al comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, el sector se compromete a indicar, en la botella o en sus referencias en Internet, las calorías y los ingredientes por cada cien mililitros de producto. Ahora, la CE evaluará ahora la iniciativa y, si estima que es insuficiente, analizará otras posibles opciones, aunque por el momento considera que «muestra los esfuerzos para encontrar un acuerdo colectivo por parte del sector», según indicó la portavoz de Salud y Seguridad Alimentaria.

 

Fotos

Vídeos