«Fue un día perfecto, un gran colofón»

Juan Ramón Izquierdo, sostiene el premio de campeón. :: m.h.
/
Juan Ramón Izquierdo, sostiene el premio de campeón. :: m.h.

Juan Ramón Izquierdo Campeón de la categoría Scratch

SERGIO MARTÍNEZ

Juan Ramón Izquierdo es uno de los ilustres de la Liga Golf y Vino. Participando desde sus orígenes y alzándose con varios torneos para colocarse entre las figuras a seguir de la competición. Hace unos años ganó la categoría Scratch y en esta edición ha vuelto a repetir como el mejor de la Liga tras una dura final en la que tuvo que remontar a Bernabé Herrero para ganar por sólo ocho puntos de ventaja.

-¿Qué supone haber ganado en Scratch?

Nombre
José Ramón Izquierdo.
Puntos totales
277.
Puntos antes de la final
207.
Puntos en la final
70.
La afición
Comenzó tras una operación de las dos rodillas en el año 2006 y se enganchó.

-Es toda una satisfacción personal, ya lo había ganado en la primera edición en la que se implantó esta categoría y este año estaba jugando muy bien, por lo que me apetecía pelear. No lo tenía fácil ya que debía superar en la final a Bernabé Herrero

«Probé el golf de forma circunstancial y me gustó desde el primer día»

-¿Cómo fue esa final que resultó tan decisiva?

-La verdad que ha sido un año en el que los primeros clasificados no han podido tener un colofón final pero en mi caso que iba segundo había muy poca diferencia. Debía ganar a Bernabé Herrero por un golpe o dos y la verdad es que empecé muy mal, con 'boogie' al uno y al dos, pero después fue mejorando hasta que logré un 'birdie' en el diez con el que me puse con una ventaja que pudo aguantar hasta el hoyo dieciocho. Fue un día perfecto, llevaba un mes jugando muy bien y fue un gran colofón.

-¿Cómo ha sido la Liga en términos generales?

-La Liga sigue siendo un buen invento para el golf y El Campo de Logroño, una competición que pica mucho a la gente, en la que se va sumando torneo a torneo hasta una final en la que hay premios, regalos, la cena... Todo hace que exista un gran ambiente en la Liga y entre los jugadores, algo muy bonito y que hay que mantener.

-Verse con posibilidades de ganar debe motivar más aún...

-Yo me he visto en otra ocasión en los primeros puestos de hándicap y lo que quieres es que ese último día se el espejo de toda la temporada y si estás entre los primeros optar a un premio que siempre hace mucha ilusión.

-¿De dónde viene tu afición por el golf?

-Me operaron de las dos rodillas entre el año 2005 y el 2006 y me recomendaron cambiar de deporte, ya que antes jugaba mucho en frontón y al fútbol. Probé el golf de forma circunstancial porque me apuntó mi mujer y me gustó desde el primer día.

-¿Qué encontraste en el golf para aficionarte tanto por él?

-Especialmente el afán de superación personal, ya que aunque juegas con mucha gente todo se resume en superarse a uno mismo e intentar mejorar lo que estás haciendo día a día.

-Habiendo participado en todas las ediciones de la Liga Golf y Vino, ¿cómo has visto su evolución en estos siete años?

-Creo que el cambio más importante fue la aparición de la Tercera categoría, ideal para los que empiezan, y que permitió que se diferenciasen más Primera y Segunda.

-¿Cómo se vive la Liga más allá de la propia competición?

-Las catas de las bodegas llaman a los jugadores a reunirse en la entrega de premios en torno a una mesa y comentar el día. La Liga está muy bien planteada y es un formato que hay que mantener y si se puede, mejorar, aunque es difícil.

Fotos

Vídeos