El Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola permite ganar en competitividad

El Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola permite ganar en competitividad

Las inversiones tienen como fin mejorar las condiciones de producción y comercialización de los productos vitivinícolas

EFELogroño

El mantenimiento del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE) 2019-2023 permitirá a las cooperativas y bodegas riojanas "seguir ganando competitividad y avanzar en la modernización de sus estructuras", ha afirmado hoy el director general de Desarrollo Rural de La Rioja, Daniel del Río.

Del Río, en una rueda informativa, ha realizado un balance de este programa en La Rioja, cuyo mantenimiento ha considerado como "una muy buena noticia".

La continuidad del programa, que está en trámite de aprobación y que se prevé publicar en el Boletín Oficial del Estado antes de que finalice 2017, "proporciona estabilidad y supone una ayuda en la permanente labor de mejora que ha emprendido el sector", ha añadido.

Daniel del Río.
Daniel del Río. / GOB. RIOJA

Ha recordado que la Consejería de Agricultura riojana ha celebrado reuniones con representantes de las organizaciones agrarias y de las bodegas para informar sobre el avance de las medidas y las novedades del futuro PASVE.

Sus datos indican que, durante el último ejercicio del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA), cerrado el pasado quince de octubre, el Gobierno de La Rioja ha abonado ayudas por importe de 17,4 millones de euros a través de las cuatro medidas del PASVE 2014-2018.

Esas ayudas se han dirigido a la promoción de vino en terceros países, a las inversiones para la mejora de la producción o comercialización, a la reestructuración y reconversión de viñedo y a la destilación de subproductos de la vinificación. En la actual campaña, un total de 742 agricultores riojanos han recibido 3,5 millones para reestructurar o reconvertir 807 hectáreas de viñedo.

Renovación de plantas

Ha indicado que, con esta línea de ayuda, se renuevan las plantaciones de viñedo mediante la sustitución de las plantaciones antiguas por otras nuevas en las que se incorpora algún tipo de mejora como el marco de plantación, el tipo de conducción, la sustitución de la variedad por otra más adaptada a la zona de producción o la mejora de condiciones del suelo.

La ayuda concedida supone la mitad del coste de la inversión que realiza el agricultor; mientras que la medida de inversiones tiene como fin mejorar las condiciones de producción y comercialización de productos vitivinícolas.

La Consejería de Agricultura, en este área, ha gestionado pagos por un importe de 7,07 millones de euros, que corresponden a 53 expedientes de bodegas y cooperativas riojanas; mientras que están pendientes de abonar 49 expedientes, por un montante de 5,93 millones de euros, que se pagarán antes del quince de octubre de 2018, ha señalado.

Dos destilerías riojanas, ha dicho, han percibido 1,1 millones de euros procedentes de las ayudas a destilación de los subproductos de la vinificación -orujos y lías-, cuya eliminación es obligatoria; y con esta medida se fomenta la calidad de los vinos elaborados y el respeto al medio ambiente.

También ha narrado que se han tramitado ayudas por valor de 5,6 millones de euros para cofinanciar, al cincuenta por ciento, la realización de acciones para promocionar el vino de Rioja en mercados de fuera de la Unión Europea.

Una vez concluido el último ejercicio 2017, el Gobierno de La Rioja ha abonado más de 63 millones de euros en el marco del actual Programa nacional de Apoyo al Sector Vitivinícola, "con unas previsiones superiores a los 80 millones de euros cuando finalice este programa en 2018", ha subrayado.

Fotos

Vídeos