El 'Rioja' de Agustinos

Parte de los alumnos que han elaborado el vino, junto a su profesora Ángeles Ríos. :: i. álvarez/
Parte de los alumnos que han elaborado el vino, junto a su profesora Ángeles Ríos. :: i. álvarez

Alumnos del colegio San Agustín de Calahorra elaboran un vino propio dentro del proyecto 'Terruño riojano'

ISABEL ÁLVAREZCalahorra

El colegio Agustinos de Calahorra clausura este curso brindando con un nuevo vino. Un caldo de cosecha propia, fruto del trabajo de buena parte del alumnado de ESO y en especial, de los alumnos de 1º de Bachillerato. El vino, al que han bautizado con el nombre de 'Vibratto', es el resultado del proyecto 'Terruño riojano', en el que se han involucrado a través de la asignatura de Biología y Geología. «Empezamos por la vinifación en septiembre, cuando los alumnos de segundo de ESO se fueron a vendimiar», explica la profesora Ángeles Ríos, coordinadora del proyecto. «Lo hicieron todo a mano: desde el estrujado hasta el despalillado», destaca Ríos.

Después, «hicieron la fermentación maloláctica, alcohólica... y mientras tanto estudiaban la fermentación como proceso bioquímico y las enfermedades de la vid», añade. Además, la experiencia se ha completado «con visitas a bodegas, charlas, una visita al centro de La Grajera...».

En el mes de febrero acabaron con la preparación del vino y «lo dejamos reposar» en la bodega del colegio. Para su elaboración utilizaron uvas de tempranillo recogidas de la finca Parajes de las gargantas, de 22 hectáreas, en Aldeanueva de Ebro.

«Lo hicieron todo a mano: desde el estrujado hasta el despalillado»

A punto de finalizar el curso, los alumnos de 1ª de Bachillerato ya han hecho la presentación en sociedad de su primer tinto. «Como muchos de ellos son músicos lo que hicimos fue una velada musical, en la que participaron sus padres», explica su profesora.

Premio de investigación

Junto con el proyecto de elaboración del caldo también han llevado a cabo una investigación para estudiar cómo la música puede influir en la percepción del vino. La investigación la hicieron en su totalidad: «Buscaron información, contrastaron, hicieron un hipótesis y un estudio empírico», describe.

Para el estudio contaron igualmente con la colaboración de las familias y profesores, a quienes ofrecieron una cata a ciegas en la que se maridaron tres músicas con tres vinos. «Antes de todo, nosotros decidimos que música iba a encajar mejor con cada vino y acertamos en un 66%», valora Ríos. Este trabajo fue presentado al Certamen Nacional de Investigación San Agustín, obteniendo el primer premio. «Estamos muy contentos», afirma esta profesora que valora los buenos resultados de haber implicado a distintos cursos en «un proyecto educativo integrador y multidisciplinar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos