«El AVE en La Rioja Alta podría tener consecuencias irreparables»

Agustín Azcárate. :: juan marín/
Agustín Azcárate. :: juan marín

«Quienes defendemos los paisajes y el patrimonio no estamos en contra del progreso», asegura Azcárate

LA RIOJA LOGROÑO.

La construcción de un trazado de Alta Velocidad (AVE) en La Rioja, «en las condiciones en las que parece que se quiere hacer», supondría, según recogía Efe, «un antes y un después» con posibles consecuencias irreparables para esta zona, «ya que deshumanizaría su paisaje».

Así lo afirmó el director de la Cátedra UNESCO de Paisajes Culturales y Patrimonio en la Universidad del País Vasco, Agustín Azcárate, en un encuentro informativo posterior a la conferencia que impartió en la Universidad de La Rioja (UR), titulada 'El paisaje como recurso'.

Recalcó que la gente todavía no es consciente de lo que está en juego cuando se habla del paisaje, que incluye «temas muy serios» a los que la sociedad debería prestar más atención de lo que lo hace porque «en la vida, se pueden tomar decisiones que pueden conducir a situaciones irreversibles», como el AVE en La Rioja Alta.

«Los paisajes, como el patrimonio, han de adecuarse al futuro, pero no a cualquier precio»

«El ser humano quiere vivir en entornos de calidad, amables y cultos. Si queremos paisajes agresivos, deshumanizados, desindividualizados y anónimos, estamos atentando contra la calidad de vida de la gente que vive ahí pero también de quienes pueden querer visitarlo», indicó.

Si las personas que visitan un paisaje, prosiguió, se encuentran con entornos agredidos y torturados, es posible que no vuelvan y no aconsejen en el futuro que se vaya porque, en definitiva, verán «cómo una sociedad no prestó la atención que se merecía al paisaje en el que vive».

El también director del Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC) recalcó que «el progreso necesita cambio y el cambio necesita regulación, es decir, el progreso es inevitable», lo que hay que hacer es regular en qué condiciones se quiere que se produzca.

«Quienes defendemos los paisajes y el patrimonio no estamos en contra del progreso, al revés, creemos que los paisajes, como el patrimonio, han de adecuarse a la contemporaneidad y al futuro, pero eso no se puede hacer a cualquier precio ni de cualquier manera», subrayó.

Señaló que esta adecuación a los nuevos tiempos «debe hacerse con un consenso y un debate social, de manera democrática y teniendo en cuenta los intereses de la colectividad por encima de los privados». Especificó que considera el turismo como una oportunidad que se debe saber gestionar con criterios acordados de forma previa, «no haciendo cada cual lo que quiera, sino de una manera consensuada y democrática».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos