Rioja crecerá entre 1.200 y 2.000 hectáreas, según la venta de vino

Rioja crecerá entre 1.200 y 2.000 hectáreas, según la venta de vino
Justo Rodriguez

La denominación consensúa «blindar» su potencial productivo para protegerse ante una posible liberalización de las plantaciones | La DOCa cree que ha alcanzado un acuerdo «conservador», aprobado por 166 de los 200 votos del pleno

LA RIOJALogroño

La Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja ha consensuado hoy «blindar» su potencial productivo y el crecimiento de su masa vegetal hasta 2021, algo que busca proteger al Rioja ante una posible liberalización de plantaciones de viñedo.

El Consejo Regulador de la DOCa Rioja, en un comunicado recogido por Efe, ha explicado que hoy se ha tomado un acuerdo «conservador» que establece, entre otras medidas, que en 2019 no habrá autorizaciones de plantación de nuevo viñedo en esta denominación.

Así, no se producirían nuevas plantaciones de viñedo hasta 2020 en Rioja. También se han acordado ya los rendimientos para la vendimia del próximo año, que serán de una producción amparable en Rioja del 101 por ciento y para la transformación en vino del 71 %.

Además se ha acordado impedir que la masa vegetal pueda crecer por vía de replantaciones generadas por arranques de viña efectuados fuera de la DOCa Rioja o por conversión de derechos que también se hayan generado fuera de la misma.

Para el futuro, explica el comunicado, se ha fijado en una hectárea la superficie máxima admisible por cada beneficiario en futuros repartos, en los que será necesario que quienes lo soliciten hayan estado dados de alta en la Seguridad Social Agraria dos de los últimos cinco años.

Relacionado

El Consejo regulador explica en su comunicado que el acuerdo tiene el objetivo de seguir garantizando la continuidad del modelo de desarrollo sostenido de Rioja, «frente al desequilibrio que provocaría un acceso ilimitado de plantaciones el próximo año».

Entre 1.200 y 2.000 hectáreas

El acuerdo calcula, para cada uno de los ejercicios entre 2019 y 2021, un incremento de potencial productivo de 396 hectáreas por año, lo que supondría unas 1.200 hectáreas.

Pero éstas podrían llegar a 528 al año (casi 1.600) si se alcanzara una subida de las ventas de vino -comparando los ocho primeros meses del año 2019 con el mismo período del año actual-, de 5,5 millones de litros.

Y hasta 660 hectáreas (alrededor de 2.000 hectáreas) si el aumento es de 11 millones de litros.

Además, con el objetivo de lograr un reparto de la superficie «más social y distribuido», el sector ha estimado que se haga efectivo el total de las plantaciones de las hectáreas acordadas anteriormente, entre 2016 y 2018.

Con carácter adicional y con objeto de mejorar el valor de los vinos de Rioja, se ha acordado la elaboración y puesta en marcha de un estudio que permita la definición de criterios técnicos de «no aptitud» de ciertos terrenos en los que las nuevas plantaciones de viñedo en el ámbito de Rioja no estarán permitidos.

Un «crecimiento ordenado»

El presidente de la DOCa Rioja, Fernando Salamero, ha considerado que estas medidas «pretenden defender el crecimiento ordenado de la masa vegetal del conjunto de la Denominación para poder satisfacer la demanda de los mercados contentando a las diferentes partes que integran el sector«.

«Este nuevo acuerdo nace con el único objetivo de seguir garantizando la continuidad del modelo de desarrollo sostenido de Rioja ante la amenaza que representaría un acceso ilimitado de plantaciones», explica.

En esta misma cuestión, el sindicato agrario UAGR ha considerado «positivo» este acuerdo «en especial para los próximos años al considerarla positiva para los agricultores que verdaderamente se dedican al cultivo de la viña y sobre todo para los más jóvenes»

El acuerdo «no desequilibrará el sector« ya que puede suponer, según sus cálculos, producir de 3 a 4,5 millones de kilos de uva, frente a los más de 40 millones que supone aumentar el rendimiento en un 10 por ciento, como se ha hecho este año, concluye UAGR.

ARAG-ASAJA, por su parte, ha manifestado su apoyo al acuerdo porque cree que defiende la rentabilidad de los viticultores de Rioja y evitar que se produzcan plantaciones de viñedo incontroladas, algo que hubiera podido ocurrir si no se hubiera alcanzado un acuerdo en Rioja antes del 1 de noviembre.

El acuerdo, explican, ha tenido un apoyo mayoritario, de Grupo Rioja, Araex, Uagn, Uagr, Ehne, Dolare, Ucan, Fecoar y Arag-Asaja, que tienen 166 de los 200 votos del pleno.

Han votado en contra las organizaciones Provir, Abra, Abc, Uaga y Upa, a las que Asaja acusa de «lanzar el mensaje de que prefieren que no haya acuerdo, con el riesgo de proliferación de viñedo que eso supone, en vez de un mal acuerdo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos