El Rioja deja poso en China

Unos chinos catan un Rioja en uno de los expositores de Rioja, durante uno de los salones celebrados esta semana. :: c.r./
Unos chinos catan un Rioja en uno de los expositores de Rioja, durante uno de los salones celebrados esta semana. :: c.r.

El Consejo Regulador cierra hoy con total éxito su sexto salón de Rioja en China | Pekín, Shangai, Cantón y Hong Kong han sido los destinos de esta misión, a la que han acudido hasta 80 bodegas de la DOC

M. MAYAYO LOGROÑO.

Mientras el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, andaba pisando alfombra roja estos días en España para estrechar relaciones comerciales con nuestro país, el Consejo Regulador de la DOC Rioja volaba hasta el gigante asiático con las maletas cargadas de nuestro 'tesoro líquido' para promocionarlo ante los cada día más exigentes paladares chinos. La sexta edición de los Salones de Rioja en China cierra hoy una semana triunfal y que ha llevado a la delegación riojana a Pekín, Shangai, Cantón y Hong Kong. La misión comercial se resume con una sencilla frase: récord de participación con hasta 80 bodegas y más de 300 referencias de vino y también de asistencia con cerca de mil personas por cada salón.

El director general de la DOC Rioja, José Luis Lapuente, recordó ayer la creciente importancia del mercado chino -nuestro quinto destino exportador- a donde Rioja envía 4,3 millones de litros de vino. El año pasado la exportación creció el 17,31%, un índice que en el actual se confía en mejorar, gracias, entre otras cosas, a las campañas emprendidas por el Consejo con el fin de 'despertar' el joven paladar chino. En torno a 160 bodegas de la DOC hacen negocio de forma habitual allí, con un atractivo 'plus' ya que el Rioja se paga el 10% más que la media de otros destinos.

Lapuente expresó ayer a este diario su satisfacción por el resultado: «La impresión de las bodegas ha sido muy positiva. Nos queda aún mucho por hacer pero estamos en el camino correcto y así nos lo reconocen». «Es un mercado muy joven y ahora empiezan a entender el producto y a descubrir cómo puede encajar en su gastronomía», añadió.

Lapuente: «El mercado chino empieza a entender el producto y cómo encajarlo en su cocina»

En cada salón, las bodegas ofrecieron sus vinos a los profesionales. De forma previa se desarrollaron pequeños seminarios en los que educadores hicieron una presentación institucional y comunicaron las tendencias e, incluso, se desarrolló un concurso y cata ciega con cerca de 200 muestras, con el resultado de la entrega de 80 diplomas y ocho significaciones, como reconocimientos especiales.

 

Fotos

Vídeos