Un Rioja para un mundo mejor

María José Yagüe y su esposo, Pablo Arrieta. :: m. herreros/
María José Yagüe y su esposo, Pablo Arrieta. :: m. herreros

Un crianza de Bodegas del Medievo gana la XXVI Cata de Solidaridad del Rotary Club de LogroñoLa entidad logroñesa ofrecerá este vino en Navidad a otros clubes rotarios y los donativos que obtenga los destinará a varios programas sociales

P. HIDALGO

logroño. Aún no ha salido al mercado (le quedan días) y ya está predestinado a contribuir a transformar nuestro mundo. Se llama 'Medievo' y es el crianza del 2016 que elabora Bodegas del Medievo. Esta compañía de Aldeanueva de Ebro volvió a ganar ayer con uno de sus vinos la XXVI Cata de Solidaridad del Rotary Club de Logroño, al igual que lo hiciera en el 2015.

El 'Medievo' del 2016 se impuso en una cata ciega, a la que concurrieron 29 muestras. Pero el panel de expertos integrado por catadores del Servicio de Investigación Vitivinícola de La Rioja, la UR, la Cofradía del Vino de Rioja, la Estación de Viticultura y Enología de Navarra (EVENA) y el Servicio de Viticultura y Enología de la Diputación Foral de Álava acabó decantándose por él.

En la antesala de los sanmateos, brindaron en la sede del Consejo Regulador de la DOCa Rioja las decenas de rotarios, amigos, colaboradores y autoridades que congregó el evento. Entre las últimas, sobresalieron el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros; la consejera de Salud, María Martín; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; el presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Fernando Salamero; y el presidente del Rotary Club de Logroño, José Antonio Oteo, entre otros.

El Rotary Club de Logroño conmemora este año el 90 aniversario de su fundación

Aportaciones

La Cata de Solidaridad del Rotary Club de Logroño escoge un Rioja que después se ofrecerá en Navidad a los socios de los clubes rotarios españoles y de la UE. Las aportaciones solidarias que se obtienen por las ventas del vino ganador se dirigen después, por un lado, al programa de erradicación de la polio en el mundo que abandera la Fundación Rotaria y, por el otro, a los programas de atención social que desarrolla y ampara el Rotary Club de Logroño.

«Con el vino salvamos vidas», enfatizó Oteo. El presidente del Rotary Club de Logroño animó a los asistentes a «apoyar este programa porque la polio no se ha erradicado aún (continúa siendo endémica en Afganistán y Pakistán) por los intereses, la intolerancia y la guerra». «Tenemos que acabar con esta lacra que puede matar o dejar secuelas muy importantes», indicó.

«Trabajar unidos nos va a permitir lograr un mundo mejor y más justo», sumó su respaldo Ceniceros. Mientras que Gamarra afirmó que «las grandes ciudades son las que tienen 'rotary clubs' y lo que las hace grandes es la calidad humana de sus vecinos».

Esta lucha decidida contra la polio (el pasado año ya sólo se detectaron 21 casos en el planeta) fue motivo de brindis, al igual que los 90 años que cumple el Rotary Club de Logroño en el 2018. Oteo hizo partícipe de este aniversario a la sociedad porque «todos sois rotarios anónimos, ya que ¿quién no quiere un mundo mejor?».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos