«Rioja ha hecho un poco el 'loco' estos años en los lineales de alimentación»

Jesús Rivero, en la presentación del plan estratégico de la compañía hace unas semanas. :: /L.R.
Jesús Rivero, en la presentación del plan estratégico de la compañía hace unas semanas. :: / L.R.

Marqués del Atrio, con su alianza con el gigante Changyou, aspira a multiplicar por 2,5 su facturación en tres años Jesús Rivero Consejero delegado de Bodegas Marqués del Atrio

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Marqués del Atrio se ha convertido en uno de los grandes operadores de Rioja y del vino Español. Con bodegas en Mendavia, Arnedo (origen de Faustino Rivero Ulecia), Requena (Valencia), Navarra, La Mancha y, recientemente, Rías Baixas y, sobre todo tras la compra del 75% del accionariado por parte del gigante chino Chang You, aspira a multiplicar por 2,5 su facturación (de 40 a cien millones de euros) en apenas tres años (hasta el 2020).

Jesús Rivero, director general de Marqués del Atrio, considera que Rioja debe salir de la guerra más barata de los lineales y, en este sentido, asegura que su bodega ha dejado ya de comercializar marcas blancas de Rioja: «Hemos hecho un poco el 'loco' en esta competencia de los líneales de alimentación con precios que no deberían ser para Rioja».

-¿Es viable esta estrategia tan ambiciosa en un sector como el del vino?

-Lo es con un socio como Changyou. Es el tercer grupo mundial y en unos años será el primero. Acaba de comprar una bodega en Chile y este mismo año comprará otra en Australia. Controla el 50% del mercado chino del vino y, en este sentido, esperamos tener una muy importante expansión en el mercado asiático.

-¿Ha supuesto mucho cambios la incorporación de Changyou a una compañía familiar como la suya?

-Un cambio enorme. El equipo directivo sigue siendo la familia, yo y mis dos hijos, pero, por ejemplo, somos el vino oficial de la liga española y de la propia liga en China. Un socio de este tipo te abre puertas imposibles para una empresa familiar.

-¿Es posible crecer en Rioja con la tensión de aprovisionamiento, más allá de la helada de esta campaña?

-En Rioja tenemos que empezar a crecer en valor. Antes hacíamos algo de marca blanca y ya estamos embotellando todo como Faustino Rivero y Marqués del Atrio. Crecer en materia prima en Rioja es muy complicado.

-¿Prevén nuevas compras de bodegas o ampliaciones en Rioja?

-Ampliamos las instalaciones de Mendavia en millón y medio de litros y las de elaboración de Arnedo en un millón de kilos. El crecimiento es más fácil en la zona de Requena, donde es posible que adquiramos una nueva bodega, con una estrategia muy clara para el mercado chino ya que es una zona estratégica por el puerto de Valencia.

-Además de vender más vino en China, comercializan en España el 'Noble Dragón', de Changyou. China, además de un gran mercado, es también un gran productor. ¿Qué planes tienen para el vino chino?

-Somos los importadores para toda Europa. Trabajamos con el Noble Dragón y también con un blanco riesling. En España todavía cuesta un poco pero estamos ya vendiendo muy bien en países como Inglaterra o Alemania. China tiene hoy casi 800.000 hectáreas de viñedo, aunque todavía no está claro cuántas son uvas para vinificación y cúantas para consumo en fresco. Desde luego, Rioja en China es todavía muy desconocida, con apenas 3,5 millones de litros de ventas. En este sentido, creo que Changyou puede ayudar mucho, no sólo a Marqués del Atrio, sino a Rioja en general y al vino español. Para que se haga una idea, Changyou tiene un equipo comercial de 10.000 personas sólo para China.

Los efectos de la helada

-¿Le preocupa lo que pueda pasar en Rioja esta campaña con la helada?

-Sí. En el año 1999 perdimos países muy interesantes como Dinamarca y espero que en esta ocasión haya más cordura. Está claro que van a subir los precios de la uva, pero no se deberían desmadrar.

-¿Cómo ve el debate de diferenciación, de viñedos y vinos, en que se halla Rioja?

-Creo que es un avance que puede abrir nuevas oportunidades de comercialización. Crear valor, a través de la calidad, siempre es bueno.

-¿Hemos pasado a convertirnos en el 'low cost' del vino?

-No tanto, pero sí es cierto que hemos hecho un poco el 'loco' en estos años entrando a la guerra de precios en los lineales de alimentación. Nosotros hemos dejado la marca blanca porque hay precios que no deberían ser para Rioja. Hay que salir de esa guerra para no cargarnos nuestro propio mercado.

Fotos

Vídeos