Historia esencial del vino de Rioja

Frank Gehry ha dotado a Marqués de Riscal de una personalidad inconfundible. :: l.r./
Frank Gehry ha dotado a Marqués de Riscal de una personalidad inconfundible. :: l.r.

Marqués de Riscal representa el concepto clásico de Rioja y la innovación como meta de futuro

La Ciudad del Vino, donde se enclava la histórica bodega Marqués de Riscal, es un complejo compuesto por la antigua bodega (fundada en 1858), así como un impresionante edificio diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry que acoge el hotel Marqués de Riscal, un spa, un centro de reuniones y convenciones y un exclusivo restaurante, galardonado con una estrella Michelin y gestionado por Francis Paniego, para degustar la auténtica y placentera ciudad cultural dedicada al vino y a la gastronomía. Si nos remontamos a los siglos XVI y XVII, el viñedo sufrió una brutal extensión y a principios del XIX la producción vinícola llegó hasta los 1,8 millones de litros, convirtiéndose así en la localidad más importante de toda La Rioja Alavesa, en lo que a producción vinícola se refiere. Los vinos son Riojas de ayer y de hoy. Elaborados conforme a la tradición e impregnados de nuevas tecnologías y excelentes uvas de origen de las variedades autóctonas riojanas más conocidas (tempranillo, graciano, mazuelo) sin olvidar las excelentes barricas que utilizan.

GUÍA

Arienzo
Variedad
Tempranillo, graciano y mazuelo
Elaboración
Vino fresco, frutal con agradable entrada en boca, recordando frutos rojos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos