Rioja conquista el paladar cántabro

Plaza Pombo. Los santanderinos son buenos amantes del vino de Rioja, como pudo comprobarse ayer, en la octava edición del Riojano Joven y Fresco.
Plaza Pombo. Los santanderinos son buenos amantes del vino de Rioja, como pudo comprobarse ayer, en la octava edición del Riojano Joven y Fresco.

Catorce bodegas llevan el Riojano Joven y Fresco a la plaza Pombo de Santander

MARÍA CAUSO ROBERTO RUIZ

Decía el compositor Gustav Mahler que «un vaso de vino en el momento oportuno vale más que todas las riquezas de la tierra». Pues precisamente ayer, los paladares santanderinos fueron de los más afortunados del mundo. La capital cántabra acogió ayer una nueva fiesta en torno al vino, la octava edición consecutiva del Riojano Joven y Fresco. La plaza Pombo reunió una de las «mayores degustaciones callejeras de vino de España», señaló el portal , organizador del evento y que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Logroño y la colaboración del consistorio santanderino.

Allí, el público tuvo una cita con 14 bodegas de Rioja que ofrecieron sus mejores selecciones de blancos, rosados y tintos jóvenes, de crianza y reserva. Fueron los propios bodegueros los que explicaron la elaboración de cada tipo de vino, así como su tiempo de elaboración y la producción que tienen en la propia bodega, acercando así a los ciudadanos la cultura vitícola de una forma didáctica, para que puedan apreciar y diferenciar los buenos vinos.

Para acompañar la bebida se pudieron degustar otros productos gastronómicos propios de La Rioja en los puestos de las empresas Pafritas, Flor y Nata, Embutidos Pisón e Industrias Marjo, que ofrecieron tapas artesanas a precios populares. El organizador del evento y director del portal web, Javier Galiana, señaló la capital cántabra como una de las «ciudades preferidas» por los bodegueros en el circuito de catas, debido al importante consumo de vinos de Rioja en el sector de la hostelería de la región. Se trata de una «cata de primera mano» porque «son los productores los que se sitúan tras el mostrador», explicó.

FOTOS

El director general de Nueva Rioja S.A., Javier Doval, alabó el gusto de los santaderinos por el buen vino de Rioja. «El Rioja está muy asentado en Santander y, además, aquí la gente sabe y quiere saber de vinos», dijo el periodista. Respecto a esta edición, Doval subrayó que los bodegueros riojanos «quieren enseñar nuevos vinos» pero también «consolidar los clásicos de toda la vida». Desde la apertura, la afluencia de la gente se hizo notar hasta bien entrada la noche.

Fotos

Vídeos