Riojano, Joven y Fresco regresa por todo lo alto

Sonia Tercero

La duodécima edición volvió a gozar de la excelelente acogida de los logroñeses en una tarde-noche estupenda en la zona de Siete Infantes

LA RIOJA

Lo estaban esperando. El Riojano, Joven y Fresco ha vuelto y ha sido recibido por los logroñeses de forma excelente.

El evento ha vuelto puntual a su cita como cada mes de junio para dar la bienvenida a un verano que este año se está haciendo esperar. Sin embargo, el cielo tuvo la deferencia de brindar una bonita tarde-noche para que los miles de asistentes -cerca de 4.000- disfrutaran de la cita y de los vinos con una estupenda temperatura y sin la amenazas de las nubes, con su copa y en buena compañía. Por fin se pudieron lucir los modelos de primavera-verano, en los que las mangas se olvidan, lo, largo, de los pantalones y de las faldas se acortan y los tejidos se aligeran.

Desde antes de las siete de la tarde ya había gente recogiendo sus tickets y sus copas en una tarde que se alargó hasta la noche.

Este año se cumple el duodécimo aniversario de un evento que es todo un acontecimiento para la ciudad de Logroño y para todas las ciudades donde se celebra. Se trata de una iniciativa que nació con el objetivo de difundir el consumo responsable de vino en la temporada estival entre el público joven, además de para promocionar nuestros caldos en otras ciudades cercanas.

Con el patrocinio del Ayuntamiento de Logroño y el apoyo de las empresas Ramondin y Argraf, Riojano, Joven y Fresco se ha abierto en la capital riojana pero viajará también a Bilbao (29 de junio), Santander (6 de julio) y San Sebastián (13 de julio).

En esta primera cita, han participado las siguientes bodegas: Bodegas Covila, Bodegas J.E.R., Bodegas Fos, Ramírez de la Piscina, Bodegas Carlos Serres, Street Wines, Bodega Paco García, Gerardo Viteri, Luberri Monje Amestoy, Bodega Murillo Viteri, Viña Ijalba, Perica, Olarra, Viña Encinilla, Olmaza, Bodegas Viña Laguardia, Bodegas Corral, Marqués de Riscal, Bodegas Tarón, Bodegas Pastor Díaz y Bodegas Lecea.

Y, como el vino entra y sienta mejor con algo que echarse a la boca, qué mejor que acompañarlo con productos riojanos. Por eso, como en otras ediciones, a lo largo del espacio de la feria se habían instalado puestos de venta de alimentación a disposición de los asistentes para acompañar a los caldos. En esta ocasión, participaban con sus pinchos dulces y salados cuatro empresas: Calamares de Tricio, Pafritas, Flor y Nata y patatas asadas Viña Ilusión, que ofrecen sus productos a precios populares.

Sonia Tercero

 

Fotos

Vídeos