Las visitas de enoturismo caen en La Rioja Alta mientras crecen en toda España

Imagen de archivo de los viñedos de Bodegas Rioja Alta cerca de Cenicero, en fechas de otoño de 2014, cuando las viñas presentan sus más bellos colores. :: justo rodríguez/
Imagen de archivo de los viñedos de Bodegas Rioja Alta cerca de Cenicero, en fechas de otoño de 2014, cuando las viñas presentan sus más bellos colores. :: justo rodríguez

De media, según Acevin, la Ruta del vino Rioja Alta pierde el 4% de visitantes, mientras que el conjunto del país subió el 18,3%, el 7,7% Rioja Alavesa, y Empordà y Calatayud rebasaron a nuestra región

CARMEN NEVOTLogroño

La Ruta del Vino de Rioja Alta cerró el 2017 con un caída del 4,03% (más de 10.000 en términos absolutos) en el número de visitantes y lo hizo en un contexto de incremento nacional, navegando a contracorriente, cuando de media el conjunto de las rutas de España fueron visitadas por 3,2 millones de personas, casi medio millón más que un año antes (18,38%). Así lo revela el último informe de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) sobre las Rutas del Vino de España (RVE) que integran más de 550 municipios del país, 28 consejos reguladores de denominaciones de origen y otras cerca de 50 entidades públicas o privadas relacionadas con el sector, bien del turismo o del vino.

Más

El descenso del número de visitantes y el aumento registrado en otras regiones ha arrastrado a La Rioja al sexto puesto del ranking nacional, dos por debajo del que ha ocupado en los últimos años. Además de la Ruta Marco de Jerez, que lidera el podio y refuerza su liderazgo, Enoturisme Penedès y Ribera del Duero, que se sitúan en el segundo y tercer, respectivamente, a Rioja Alta le ha adelantado en esta edición Empordà (373.206 visitantes) y Calatayud (296.597). Pese a la caída, Acevin sigue considerando relevantes las cifras que arrojan Rioja Alta y Rioja Alavesa, que con 169.888 visitantes, esta última, lo que supone un incremento del 7,7%, ocupa la séptima posición.

En el desglose de visitantes, bien sea a los museos bien a las bodegas de las distintas RVE, Rioja Alta mantiene el cuarto puesto en ambas con 184.556 turistas en bodegas, -ranking que encabeza Marco de Jerez (550.945) y en el que Ribera del Duero rebasa a esta región (256.369)- y 71.747 en sus museos y centros de interpretación relacionados con esta cultura -lista liderada por Empordà (322.624)-.

Precisamente, el informe destaca la importante influencia de los museos para algunas rutas como Rioja Alta, que «son capaces de atraer por sí mismos a un buen número de visitantes y se convierten en un gran foco de atracción».

En cuanto a la procedencia de los visitantes, el documento analiza el aumento de los turistas internacionales que en el caso de Rioja Alta representaron en el 2017 el 21% del total. También aborda cuáles son los mejores meses para visitar cada una de las rutas. En el análisis de la estacionalidad los meses más fuertes y más débiles varían notablemente en función de la zona. En el caso de Rioja Alta, octubre es el mes estrella, frente a enero, que es el peor.

En el 2017 el precio medio de las visitas a bodegas subió ligeramente, al pasar de los 7,79 euros a los 8,38. Un dato que «no ha hecho mermar el gasto medio por visitante en la tienda», que alcanza los 18,27 euros. Así es de media en el conjunto del país. En Rioja Alta el precio para visitar una bodega es 9,83 euros, aunque el turista se suele gastar en cada una de estas visitas 24,74 euros, una cifra por encima de la media nacional, pero lejos de los 40,54 euros en Ribera del Duero.

Compromiso de ADRA

Para la Asociación para el Desarrollo de La Rioja Alta (ADRA) el último informe de Acevin relativo al 2017, que se realiza teniendo en cuenta las encuestas de visitantes a bodegas y a museos, no revelaría la realidad porque su elaboración coincidió con un cambio de junta directiva dentro de ADRA, asociación de la que depende la Ruta del Vino Rioja Alta. Un periodo en el que, según detalla su vicepresidenta, Noemí Manzanos, «se han podido dejar de emitir unas cuantas encuestas, de ahí que el descenso que refleja Acevin no obedece tanto a un descenso del turismo sino a que se han realizado menos encuestas». En este sentido, reconoció que es necesario «mejorar mucho la respuesta que damos a las encuestas y la forma de trabajar», incidió.

En la actualidad, ADRA se ha renovado por complejo y «está en proceso de regularizar todo lo que tiene que ver con la Ruta del Vino y desde la asociación se va a hacer el esfuerzo para que esto no vuelva a pasar», aseguró Manzanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos